Archivo

CIENCIA Y TECNOLOGÍA:

13 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La inauguración de Maloka, el maravilloso parque interactivo de ciencia y tecnología ubicado en las inmediaciones de Ciudad Salitre en la capital de la República constituye, sin duda, uno de los hechos de mayor significación del presente año. El país cuenta con un parque a la altura de los mejores del mundo para el conocimiento científico y la educación de niños y adultos.

El evento sirvió para poner el dedo en la llaga en el problema de las dificultades por las cuales atraviesan los centros dedicados a la investigación en ciencia y tecnología en el país, y la formación avanzada de científicos, por las restricciones fiscales que enfrenta el Estado en Colombia. A Colciencias se le viene reduciendo desde 1997 su presupuesto, que es el de una serie de entidades en donde se busca la solución a problemas que afectan la vida de los colombianos y de sus empresas. Es el caso de las enfermedades tropicales, o de las plagas que afectan nuestra agricultura, o de fenómenos como la erosión.

Como el ejemplo es el mejor argumento para el avance de una causa, creemos que Maloka debería convertirse en el símbolo de lo que la comunidad científica colombiana puede hacer y convencer a las autoridades de la necesidad de financiarla. Para que el país y sus nuevas generaciones puedan progresar.