Archivo

LA TOQUÉ CON LA RODILLA

Lo primero que se escuchó al término del encuentro fue que algunos jugadores del Quindío comentaron en la cancha que les iban a pagar tres millones de pesos, a cada uno, si vencían al Caldas. Estaban tan desesperados que les dijeron a los locales, antes del juego, algo así como dejemos las cosas así . Pero en la cancha los dos querían ganar.

14 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

En el otro bando, el banco del Once Caldas sufrió como nunca antes se vio este año. Tras los 90 minutos, el técnico Javier Alvarez se limitó a decir: Gracias a Dios . Después, abrazado con sus colegas de cabaña, vivió la definición de los penaltis.

Alvarez, un creyente de tiempo completo, notó a un Quindío complicado y difícil, pero incentivado. No sé por qué: estaban muy motivados. Ahora queremos ser campeones. Contra el Cali será otra historia. Queremos ganar allá y acá. En 180 minutos buscaremos los seis puntos hacia el título .

El gol de la explosión lo anotó Rubén Darío Velásquez. Es el tercero que firma con el Caldas. Uno de cabeza sirvió para un sufrido triunfo frente al América en Palogrande. El de la clasificación cuesta un potosí. Fue el del júbilo para los caldenses. La toqué con la rodilla. Menos mal entró, suave, pero era gol. Me dio alegría cuando sentí la celebración de la afición .

Jairo Quintero, presidente del Once Caldas, también dio su parte: Estuve preocupado por momentos, pero siempre confié en este equipo. En el último partido no podía ser la excepción y esperamos brindarle más satisfacciones a nuestra gente que tanto nos anima y acompaña en cada jornada .

Dos jugadores, claves en la actual temporada, Alexánder Lemus y Alexánder Padilla, vivieron el juego en las gradas. Ambos, por disposición técnica, no actuaron ayer. Para Lemus, el juego fue complicado . Y agregó: Con la adversidad, debido a lo que pasaba en Bogotá, sentí desolación, pero afortunadamente llegó el empate y eso nos dio tranquilidad y ya nos deja en la final. Al Cali lo enfrentaremos con mucho toque en todos las líneas. Ellos dejan algunas dudas en la defensa por su lentitud .

Padilla llegó como asustado al camerino. Mucha tensión... Esto no lo presentía. Es mejor estar en el campo. Hasta impotente estuve. Nunca había sufrido tanto por un partido de fútbol. Lo que importa ahora es el Cali .

El alcalde de Manizales, Jorge Enrique Rojas Quiceno, con bandera en mano descendió desde el palco para saludar el logro. Rojas, a quien el fútbol no le llamaba la atención, se contagió: Mucho esfuerzo en la cancha y demasiado sufrimiento entre nosotros. La ansiedad que sentimos fue similar a la del pasado 26 de octubre, cuando fui elegido alcalde. Con el pasodoble de la Feria de Manizales me di cuenta de que estábamos listos para seguir con la celebración .

El tinto, el aguardiente camuflado por muchos y los cigarrillos, se agotaron en Palogrande en 20 minutos. El juego dio de qué hablar.

LISTOS LOS CUPOS Los hinchas del Deportivo Cali ya tienen un motivo para celebrar: el equipo ya está clasificado a la Copa Libertadores de América.

Cali acompañará al Once Caldas, que logró el cupo tras ganar el primer torneo del año (Copa Mustang I).

También quedó definida ayer la clasificación del Deportivo Independiente Medellín a la Copa Conmebol, en la que participará junto al Atlético Nacional. Medellín avanzó gracias al reglamento, que le entregaba el cupo al equipo mejor ubicado a la reclasificación al término de la Copa Mustang II y que no hubiera obtenido cupo a otro torneo internacional.

A Santa Fe todavía le queda una posibilidad de ir a la Conmebol: tiene que esperar a que Nacional obtenga un cupo en la Supercopa, en la que tiene que jugar una eliminatoria previa.