Archivo

ERICSSON LE APUNTA AL MERCADO DE AMÉRICA LATINA

Ericsson, una de las más importantes empresas suecas de telecomunicaciones, se la jugó por el mercado latinoamericano en el campo de los teléfonos móviles celulares.

14 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Para ello, la compañía adelantó en los últimos tres años una fuerte campaña de posicionamiento en esta parte del mundo, a través de la creación de la división Mobile Phones Región Latinoamérica.

Los resultados no se hicieron esperar. Su participación en el mercado de los teléfonos celulares registró un crecimiento del 35 por ciento desde 1996 hasta principios de 1998.

Así mismo, alcanzó en mayo de este año la cifra de un millón de aparatos celulares vendidos, para alcanzar de esta forma la totalidad de unidades colocadas solo en 1997.

Expansión La estrategia inicial de la compañía consistió en realizar alianzas a lo largo y ancho del continente latinoamericano, con los proveedores locales de los más importantes mercados.

Inicialmente, se efectuaron 9 alianzas en igual número de países. Eso ocurrió en 1995. Dos años más tarde ya registraba más de 100 convenios en la mayoría de las naciones del nuevo mundo.

Fue así como en tres años se incrementaron los puntos de venta en casi un mil por ciento de los establecidos en principio. De 1.000 que existían en 1995 se pasó a 10.000 en 1997.

Los índices crecientes de venta motivaron a la casa matriz en Estocolmo a impulsar la construcción de una nueva fábrica de teléfonos móviles en América. Y en marzo de 1997 comenzó a funcionar una en Brasil.

Y el usuario? El crecimiento del mercado continental de telefonía móvil celular y la aparición de nuevos operadores en cada uno de los países llevaron a Ericsson Mobile Phones Región Latinoamérica a establecer este año el programa de servicio al cliente.

Por eso, de los 10 centros de servicios que existían en 1995 se pasó a 122 en 1998. El mismo año, pusieron al servicio el centro de comunicación para atención al usuario.

Recientemente se inauguró en Colombia el cuarto centro de reparaciones de máxima complejidad en el mundo y primero en Latinoamérica y se lanzó la serie 600 digital, la última generación de sus teléfonos celulares.