Archivo

CONTROL A LOS FUEGOS ARTIFICIALES EN BUCARAMANGA

Los comerciantes pirotécnicos de chispitas, platillos voladores, soles radiantes, mariposas, volcanes y demás luces multicolores de Bucaramanga les llegó la hora de aumentar las precauciones.

14 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La Alcaldía, mediante el Decreto 0197, les notificó la nueva reglamentación sobre el expendio, control y uso de artículos pirotécnicos. La norma estará vigente hasta el próximo 9 de enero.

Entre otras cosas, la administración prohibió la fabricación, comercio, expendio, utilización y empleo de toda clase de elementos pirotécnicos elaborados con fósforo blanco y otras sustancias no permitidas por el Ministerio de Salud, que produzcan detonación o explosión.

También prohibió la venta de pólvora de alce de cualquier cantidad de truenos.

Igualmente, la Alcaldía fijó las condiciones de seguridad que se deben cumplir para expedir las licencias de funcionamiento a los comerciantes que instalen casetas para la venta de este tipo de productos durante la época navideña.

Quienes pretendan sacarle jugo a los juegos pirotécnicos en la ciudad deberán acreditar la realización de un curso de entrenamiento contra incendios en el cuerpo de bomberos de la ciudad.

Como caución, lo comerciantes deberán pagar una caución de 500 salarios mínimos legales.

Bautista Ojeda Valderrama, de una polvorería de la ciudad, cree que además de las normas expedidas por la alcaldía, es importante que los adultos vigilen a los niños cuando manipulen los fuegos artificiales para evitar cualquier accidente.