Archivo

PAZ: YA HAY ACUERDOS SECRETOS!

Como los que saben callan y los que informan no saben, me decidí a publicar once memorandos secretos que enmarcan y explican el proceso actual de paz. En resumen y sin rodeos, aquí está el explosivo dossier:

15 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Memo de la aldea global a los politólogos y ciudadanos de Colombia. Señores: Aunque su país no ha cambiado y aunque la paz no le conviene a ninguno de sus actores armados , el mundo sí cambió y no puede tolerar más su estúpido conflicto interno porque afecta: (a) nuestra capacidad para controlar la droga; (b) la seguridad y rentabilidad de nuestras inversiones; (c) los derechos humanos en los cuales creen nuestros electores; (d) las mayores reservas ecológicas del continente, y (e) la tranquilidad de Venezuela, Panamá, Ecuador y Brasil en sus zonas de frontera.

Memo de la DEA a Clinton. Mr. President: La fumigación aérea y el Plante han fracasado. Las Farc, que son un Estado más o menos eficaz y acatado por los colonos, podrían ayudarnos en la erradicación manual y en un programa mejor de desarrollo alternativo , como hacemos en Perú y Bolivia.

Memo de Clinton a las Farc. Señores, esta es la fórmula: Ustedes nos ayudan a controlar las siembras de coca y amapola, y actúan además como una especie de policía ambiental en sus regiones; a cambio, nosotros nos encargamos de que el establecimiento colombiano los tome en serio y les conceda las reformas político-sociales o la cuota de poder que ustedes buscan. Eso sí: si no aceptan este plan, estoy dispuesto a modernizar y moralizar al Ejército como hice con la Policía para que los golpeen donde duele.

Memo de Clinton a Pastrana. Dear Andrés: A recuperar el tiempo perdido con Samper! Lánzate tranquilo a negociar la paz; pasarás a la historia. Eso sí: no hagas muchas consultas locales, ni vayas a enredar el proceso con una agenda de propuestas substantivas. Tu papel es abrir y mantener el diálogo.

Memo de Clinton a Lloreda. Dear Rodrigo: Como esta vez la cosa va en serio, te agradecería evitar el ruido de sables; yo ordenaré un mejor trato a tus generales y giraré unos millones para el Ejército. Otra cosa: hay que limpiar del narco a las Fuerzas Armadas, combatir en serio a los paras que viven de la heroína, distanciarse de las autodefensas y mejorar nuestro récord de derechos humanos.

Memo de Clinton a Kohl-Schroeder. Herr Minister: Queda usted autorizado para patrocinar y supervisar el diálogo con el Eln, que está más débil y opera en territorios donde su país tiene intereses económicos. Pero no está autorizado para explorar acuerdos con los narcos, como le explicamos en el caso Mauss.

Memo de Marulanda a Clinton. Señor Jefe del Imperio: Su idea me interesa y de pronto me suena. Mande una plata para que San Vicente del Caguán sea un modelo de prosperidad sin droga. También recibí el mensaje de los comandos que aterrizaron esa noche en Mitú y que podrían caernos aquí cerquita.

Memo de Clinton a Costa Rica: Denle asilo a Leyva.

Memo de Castaño a García y viceversa: Pasito que viene el coco.

Memo de Pastrana, Lloreda y el establecimiento a Clinton. Yes, Sir! Pero dénos tiempito, que este país está lleno de odios, de abogados y de asesores.

Memo de este humilde columnista a sus lectores. No fuimos capaces de hacer la paz. Por eso nos la traen de afuera. Para bien, por supuesto. Y también, por supuesto, para mal.