Archivo

CON UNA NUEVA CARA ANTE EL MUNDO

En apenas cuatro meses de mandato presidencial uno de los factores que ha mostrado una nueva cara es la nueva imagen internacional que se percibe sobre Colombia.

14 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Aunque algunos han comenzado a criticar la viajadera del presidente Pastrana, ocho salidas al exterior en 18 semanas, la verdad, de acuerdo con analistas, es que está cumpliendo con lo anunciado en su discurso de posesión en el que pedía un trato digno y equitativo de la comunidad internacional y anunciaba el fortalecimiento del poder de negociación en torno a temas globales.

Y es precisamente en este último aspecto en el que, de acuerdo con el internacionalista, Héctor Charry Samper hay un punto de unión entre la política externa e interna.

La cuestión, según el analista, es que en la medida que el país y su Presidente sean vistos como nuevos protagonistas internacionales, pueden convocar una mayor atención en la solución del conflicto interno con los grupos alzados en armas.

Para el analista internacional la labor adelantada por el Presidente y el Canciller, Guillermo Fernández de Soto de diplomacia para la paz es uno de los puntos más importantes dentro de lo que encierra este concepto, para obtener el respaldo internacional en el proceso de paz y colocar los sectores alzados en armas frente a su responsabilidad con la comunidad internacional que tiene conciencia de la realidad del país.

Visita clave En este lapso, el mandatario ha abierto espacios claves con Estados Unidos, país con el que hubo una apertura política total, demostrada en la invitación de Estado extendida por primera vez en tres décadas a un presidente colombiano.

Pero básicamente han sido tres los aspectos en los que se percibe la dinámica externa: el cambio de imagen, el apoyo al proceso de paz y la consecución de crédito externo para afrontar las necesidades internas de liquidez.

Pero no solamente los resultados se han dado con Estados Unidos, sino con los países vecinos como es el caso de Venezuela y México.

Con el primero, el gobierno dijo que está revisando las conclusiones iniciales de las comisiones de limitación del golfo, política que según Charry Samper, es adecuada precaución con la llegada al poder de Hugo Chávez con quien se debe propiciar un entendimiento para buscar un mayor control fronterizo y la integración andina.

De todas maneras, todavía no se ha visto que haya cambiado de manera importante la percepción del país en escenarios como Europa y Asia.

Sin embargo es precisamente en estos escenarios en los que la agenda presidencial tendrá sus pruebas de fuego, a pesar de que el presidente, siendo aún candidato, logró entrevistarse con los presidentes de Francia y Alemania, aunque una de las de mayor interés para el país será la que realice a España, por la cercanía ideológica entre Pastrana y el jefe del gobierno español, José María Aznar.

Las ocho salidas presidenciales al exterior han sido las siguientes: Ecuador: a la posesión del presidente Jamil Mahuad Brasil: entrevista con Fernando Enrique Cardoso. Integración comercial Suráfrica: en la entrega de la presidencia de los No Alineados le bajó al tono al enfrentamiento de esta organización con Estados Unidos, interesó a la comunidad internacional del proceso de paz en el país.

Portugal: en la cumbre iberoamericana de presidentes fue garante del proceso de paz entre Ecuador y Perú y el proceso de paz fue incluido en el acta final del encuentro.

ONU: en su intervención hizo un llamado a solucionar la crisis financiera mundial, y a mejorar los canales de cooperación entre los países desarrollados y los que están en vía.

Estados Unidos: abrió nuevamente la agenda de relaciones con eses país, desnarcotizó el diálogo entre los dos países.

Venezuela: por el ataque a Mitú sólo estuvo seis horas, aunque tiene prevista una visita oficial al nuevo presidente Hugo Chávez.

México: firmó varios acuerdos de cooperación e hizo la propuesta para que Colombia sea el puente para el envío de exportaciones de ese país a Europa, aprovechando las preferencias arancelarias con la Unión Europea.

Como se ve, una de las grandes debilidades de Andrés Pastrana es su pasión por recuperar para Colombia una imagen internacional digna y respetable. Es un personaje que se mueve como pez en el agua en los escenarios del mundo, pues es un convencido de las virtudes de la globalización y de la internacionalización de la economía. No en vano, su padre, el ex presidente Misael Pastrana, le inculcó la importancia de estos propósitos, al pertenecer al comité de los siete sabios que recorrió el mundo, así como a varios organismos internacionales, especialmente todos aquellos que tenían que ver con la preservación del medio ambiente.