Archivo

MINTRANSPORTE AMENAZA CON LIQUIDAR EL CONTRATO DE CONSTRUCCIÓN

En las manos de los habitantes de Chinchiná se encuentra la suerte de la Autopista del Café. Sin embargo, al rechazar la propuesta del Gobierno de eximir a los vehículos de Chinchiná y Palestina del pago del peaje en las dos carreteras que conducen a Manizales, las comunidades de esas dos poblaciones del centro de Caldas ratificaron su oferta de suspender el proyecto de la Autopista del Café.

15 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Ellos dicen que la parálisis del proyecto será para replantearlo y buscar una solución diferente al cobro de peaje y de valorización.

Entre tanto, el ministro de Transporte, Mauricio Cárdenas Santamaría, respondió que si esa era la voluntad de las comunidades, entonces no había otra salida que liquidar el contrato que el Instituto Nacional de Vías firmó con el consorcio Autopistas del Café para la construcción de la carretera.

Los concejales y alcaldes de Chinchiná y Palestina y el Comité Antipeajes desecharon ayer mediante comunicación telefónica con el Viceministro de Transporte, Juan Alberto Páez Moya, el ofrecimiento de Cárdenas Gutiérrez y reafirmaron que su propuesta es levantar las casetas de La Siria y La Trinidad, ubicadas cada una en las dos carreteras que conectan a Manizales con Chinchiná.

Los chinchinenses rechazan el pago de los peajes por considerar que Manizales, Chinchiná y Palestina conforman una zona conurbada, en la que las distancias entre cada uno de los centros urbanos son muy cortos. Entre Chinchiná y Manizales, por ejemplo, por cualquiera de las dos carreteras, se gastan 25 minutos.

Así mismo sostienen que el impacto de los peajes en la economía de Chinchiná y Manizales sería negativo porque llevarían a un incremento de los costos del transporte, que se reflejaría en un aumento del valor de la canasta familiar.

Ante estas protestas Invías señala que el valor de los pasajes si se incrementará, pero no por el capricho de los transportadores, sino por una política del Ministerio.

Invías explicó que los habitantes de Chinchiná que se trasladan hacia Manizales sólo deben pagar un peaje, ya sea el de La Siria o La Trinidad, de acuerdo a la vía que tomen, pero en ningún momento cancelarán dos peajes.

El Ministro de Transporte señaló que luego de 15 reuniones con la comunidad y autoridades de Manizales y de Chinchiná se logró un acuerdo el cual redujo el cobro de los peajes en un alto porcentaje tanto para los vehículos de servicio público y particulares que estén matriculados en Chinchiná y Palestina.

El acuerdo estableció el valor de tarifas preferenciales. Los taxis no pagarán 2.900 pesos sino 300, los buses y camperos no pagarán 3.800 sino 800 pesos y los particulares cancelarán 1000 en lugar de 2.900.

Los Peajes En la Autopista del Café cinco peajes estarán en cercanías a Chinchiná, sin embargo sólo uno deberá ser cancelado por los habitantes que viajen a Manizales.

Los de La Siria y Trinidad son nuevos y tienen un valor de 2900 pesos, pero tienen tarifas preferenciales para los vehículos matriculados en Chinchiná y Palestina. Por estos dos peajes circulan diariamente 11 mil vehículos.

El peaje de Tres Puertas, que se encontraba en la vía Manizales-Medellín, fue reubicado en inmediaciones al Club Campestre, para evitar que las personas que viajan de Manizales a Medellín tengan que pagar dos peajes, sin embargo esta reubicación no afecta a los habitantes de Chinchiná que se desplazan a Manizales por esta vía.

El peaje de Tarapacá, que siempre ha existido, se incrementó de 2.100 a 2.900 pesos. Este se encuentra en la vía a Pereira.

Y el quinto peaje será el de Tarapacá 2 que se ubicará en la variante Chinchiná - La Romelia- El Pollo, vía que fue incluida dentro del proyecto aunque ya había sido comenzada a construir hace tres años, y que hoy con una partida de 6.000 millones de pesos para 1999 del Ministerio del Transporte, lleva más de un año de atraso.

Recuadro Revisión del contrato El Comité Antipeajes afirma que se debe revisar el contrato que se hizo con el consorcio Autopistas del Café, que según ellos, es un grupo de doce firmas que se metió a hacer una obra de la magnitud del eje vial cafetero, sin tener dinero suficiente.

Esa organización también se opone al esquema de financiación de la carretera ideado por el Ministerio de Transporte y el Instituto Nacional de Vías, en el que 74.000 millones de pesos, el 24 por ciento del costo total del proyecto, surgirán del cobro de peajes.

Los predios que se beneficiarán con la obra son 14.500 predios, lo cuales deberán pagar por valorización 17 mil millones de pesos, los cuales harán parte de los recursos para financiar el proyecto.

El desacuerdo por los peajes ocasionó el bloqueo de las principales carreteras que conducen a Chinchiná, protesta que empezó el 3 de diciembre pasado, y que tras un intento fallido por disolverla el miércoles pasado mediante la intervención de la Policía, cumple hoy 13 días. Durante la acción de la fuerza pública murió una estudiante de 22 años de edad y dos días después, en un atentado terrorista a la sede de Invías en Manizales, murió un agente de la Policía, cuando estaba desalojando las oficinas de la entidad oficial.