Archivo

EN ALERTA, LAS BOLSAS EN ALERTA

Cuando todo parecía indicar que los mercados internacionales habían retomado la calma después de la crisis asiática y rusa, el ataque estadounidense a Irak volvió a revivir la incertidumbre en los grandes centros de negocios del mundo.

17 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Ayer, la bolsa de Nueva York tuvo una jornada de oscilaciones sin tendencia definida, pero al final de la sesión su índice Dow Jones cerró con una baja leve de 0,37 por ciento.

Los grandes operadores del mercado no alcanzaron a absorber a plenitud el ataque de Estados Unidos a Irak y por eso las transacciones accionarias no reflejaron en todo su vigor los efectos de la arremetida norteamericana.

Al ataque bélico se suma la incertidumbre por el juicio político en el Congreso de Estados al presidente Bill Clinton por el caso Lewinsky.

Además, las expectativas de un menor crecimiento de la economía de Estados Unidos en 1999 tiene en alerta a los inversionistas que pueden verse tentados a buscar refugio en el mercado de títulos de renta fija.

La Reserva Federal determinó recientemente una baja de sus tasas de interés como una alternativa para desestimular el ingreso de capitales a territorio estadounidense procedentes de países económicamente débiles, incluido Japón.

En los grande centros bursátiles se espera hoy una ola de vendedores que pueden provocar una descolgada en el valor de muchas empresas. Las petroleras, podrán resultar, sin embargo, las grandes beneficiadas.