Archivo

EMBOLATADOS UN BILLÓN 500 MIL MILLONES DE PESOS

La corrupción tiene al país a punto de perder un billón 500 mil millones de pesos de pesos.

17 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La denuncia la hizo el contralor general de la República, Carlos Ossa Escobar, al revelar los resultados de una investigación efectuada por su despacho en un grupo de entidades del Gobierno.

Ossa afirmó que el hecho más escandaloso se registra en Foncolpuertos, a la que calificó como la cloaca más podrida del país . Según el Contralor, varios ejecutivos en asocio con jueces y trabajadores quieren estafar al Estado por un billón 130.830 millones de pesos por medio de prestaciones, vacaciones, e indemnizaciones a las cuales no tienen derecho.

Sostuvo que en consecuencia le pidió al presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, que defina los mecanismos jurídicos para evitar este millonario descalabro que prácticamente equivale a lo que pretende recaudar el Gobierno con la reforma tributaria.

Ossa también dijo ya que puso a disposición de la Fiscalía y de la Procuraduría los resultados de la investigación para que los organismos de control procedan a tomar lo correctivos necesarios.

Denunció, igualmente, que en el Instituto Colombiano de Energía Eléctrica (Icel) se detectaron irregularidades por casi 5.000 millones de pesos. Este capital, según Ossa, se extravió en sobrecostos de contratos y en compra de maquinaria y repuestos.

El Contralor también denunció anomalías en la Corporación Nacional de Turismo (CNT). Afirmó que más de 700 millones de pesos están refundidos. Lo mismo, dijo, sucede en la Superintendencia de Notariado y Registro, donde la Contraloría descubrió irregularidades por 93 millones de pesos en la firma de un contrato.

El Instituto Colombiano de la Reforma Agraria (Incora) tampoco se escapó de la feria de irregularidades. Según la investigación nadie da razón de unos 500 millones de pesos.

A su vez, en el Fondo de Previsión Social de Notariado y Registro la Contraloría descubrió irregularidades por 48.318 millones de pesos.

Ossa también denunció corrupción, robo y desgreño administrativo, por 91.000 millones de pesos, en entidades como Ferrovías, el Inurbe, la Caja Agraria, Cerromatoso, Caprecom Bogotá, Ecosalud y Alcalis de Colombia.

El Contralor denunció que en el Ministerio de Defensa Nacional puede haber irregularidades por unos 12.400 millones de pesos y en el Banco Central Hipotecario por 24.000 millones de pesos, al parecer, producto de créditos otorgados a un miembro de la junta directiva.

Esta nueva denuncia se conoce ocho meses después de que el procurador Jaime Bernal Cuéllar denunciara que más de 300 mil millones de pesos del Estado se encontraban embolatados por vía de la contratación administrativa.

En ese entonces, Cuéllar dijo que el dinero desapareció de instituciones como Inurbe, Caprecom y el Fondo de Previsión de Notariado y Registro (Fonprenor) entre otras.

Dijo que su despacho encontró irregularidades en 151 contratos los cuales sumaban 107 mil millones de pesos. Las contrataciones carecían, en su mayoría, de soporte legal.