Archivo

SIEMPRE QUE PUEDA, DÉ UNA MANO

Leonardo salió a descanso y vio cuando sus amigos le quitaban las onces a un niño de primer grado. El pequeño se decidió por ser solidario con sus amigos y no comentó nada a su profesor.

17 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

En Bogotá, un grupo de vecinos apoyó al celador de su conjunto cuando Juan Pablo le preguntó qué había pasado con su carro.

El joven había dejado el automóvil parqueado en la zona de visitantes del conjunto, muy cerca a la portería del celador, pero este se disculpó diciendo que estaba fuera de las instalaciones que él debía cuidar.

Tanto en el caso de Leonardo como en el de Juan Pablo se ve claramente la solidaridad mal entendida.

O qué piensa usted? Qué cree que es ser solidario? Si usted es de los que dice: No hago lo que no quiero que me hagan a mí , o cualquier cosa que está pasando contigo también pasa conmigo , ya sabe qué es ser solidario.

Precisamente, ese es el tercer punto que promueve el Decálogo del Buen Trato: Si los brazos se abren en cruz con gran amplitud para luego cerrarse con suavidad cubriendo el cuerpo del otro con un fuerte abrazo .

No hay recetas para que una persona sea solidaria, y es bien difícil convencer a alguien de que lo sea cuando nunca ha sido solidaria. Por eso queremos pedirle que medite un rato sobre ciertas actitudes que pueden hacerle la vida más feliz.

No haga a los demás lo que no quiere que le hagan a usted. Siéntase parte de su familia, su barrio, su oficina y su colegio. No crea que es un sapo por ser solidario con una persona que necesita ayuda, aunque otros quieran hacérselo creer.

Y, lo más importante, regale una sonrisa, porque Si las sonrisas brotan sin esfuerzo desde el fondo del alma y generosamente se regalan es porque hay buen trato entre las personas.

Por eso, el cuarto punto del Decálogo del Buen Trato promueve la sonrisa y la risa. No olvide, la risa permite distensionar a la persona y así puede dar un buen trato a los demás.