Archivo

UN CUENTO DE VIVA VOZ

Empecé en los bares. Como muchos. Cantando música de Charly, de Silvio, de Serrat. En ese tiempo no componía. Tenía 16 años. Mi música vino a salir después .

18 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Salió y tomó cuerpo. Ahora se llama Cuento con voz. Su primer disco.

Esta producción me gusta porque es mía. Porque ahí estoy totalmente... en la música, en las letras, ahí pueden medir lo que yo hago en realidad. No hay nada ficticio .

Tiene 22 años y una obsesión muy marcada por demostrar su honestidad musical. Por dejar claro que nadie lo está obligando a hacer nada.

Pasó por disqueras grandes en busca de grabación. No obtuvo respuesta. Sin embargo, Alejandro Gómez no se quedó con sus demos bajo el brazo. Decidió intentarlo con un sello discográfico nuevo Sonar y ahí explotó la cosa.

Cómo ve el mercado en Colombia para un estilo como el suyo? Para música como la mía es bastante poco. En Colombia está muy marcado el catálogo: pop, rock, dance, balada y ya. O se hace balada tipo Montaner o se hace rock tipo Manson. Pero cuando uno hace de todo un poco se queda solo, uno no puede estar en la mitad.

Con todo y eso, piensa vivir de la música? Se trata de eso, de no quedarse pensando que aquí no se puede hacer nada. Hay que darse la oportunidad. De pronto a la gente sí le gusta, de pronto sí confian en uno.

Musicalmente, cuáles son sus influencias? En las letras y en la música me voy por lo argentino, el movimiento de rock argentino de los años setenta, Charly, Seru Giran... En la producción influye mucho lo británico.

Cómo es su proceso de composición? Letra y música aparecen al mismo tiempo. Es un proceso que surge de una: cuando escribo una frase ya viene musicalizada.

Sus letras tienen un aire melancólico.

Los que llegan a componer cuando están felices son unos genios. Cuando uno está triste se aparecen las vainas más espectaculares. En cambio, cuando uno está contento, hablar de la vida es difícil. Lo he intentado con mi hijo, de cuatro años, pero es complicado. Como que la música fluye más cuando uno está jodido.

Además de la música, a qué otra cosa dedica su tiempo? Todas mis actividades están relacionadas con la música. Trabajo en un estudio de grabación, donde aprovecho para aprender ingeniería de sonido. Hago jingles y compongo canciones para otros.

Es fácil componer para otros? Es un poco complicado porque a mí me parece importante que la gente que vaya a cantar la canción tenga algo que ver con ella, haya vivido algo parecido. Esa relación es vital para que la canción funcione.

Cree que estamos en una crisis de compositores? Veo que estamos como en un bache, ahora hay más preocupación por el ritmo que por el texto. Pero al mismo tiempo hay gente, como Pedro Guerra, que anda con el esquema de escribir chévere con música chévere y decir alguna vaina. Hay cosas por ahí, pero también hay gente a la que no se le cree mucho.

Cuál es el siguiente paso que va a dar? Sería buenísimo que el disco se pudiera escuchar fuera del país. Por ahora quiero que se conozca aquí, que la gente se dé cuenta de lo que hago y de que me la estoy jugando toda en esto.