Archivo

NO HAY DUDA: ES HELIO FABIO

Ya no hay ninguna duda. Una de las dos osamentas halladas la última semana de enero pasado en inmediaciones de la Villa Olímpica de Pereira corresponde a Helio Fabio Moreno Morales.

19 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La prueba de DNA practicada por Medicina Legal en Bogotá así lo corroboró.

Esta es la primera identidad oficial que se conoce en Pereira de los 35 esqueletos que han sido encontrados en esta ciudad desde 1994.

Aunque la identidad del menor se sospechaba desde el momento mismo del hallazgo, pues junto a su cuerpo esqueletizado estaban su ropa, su maleta escolar y su carné, las autoridades no se atrevían a dar como un hecho que se tratara de él.

La duda se despejó el pasado 2 de diciembre, cuando Medicina Legal reveló los resultados del DNA, señaló el fiscal 34 de Pereira, Luis Fernando Arias. La identificación fue demorada porque a la mamá del menor fue muy difícil ubicarla , aclaró el funcionario.

La Sijín y el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) de la Fiscalía estuvieron siete meses detrás del rastro de Isabel Morales, que hoy sabe que su hijo está muerto, aunque no sabe cómo falleció.

El otro niño hallado junto a Helio Fabio sigue siendo un N.N. Las autoridades no tienen ninguna pista y nadie ha reconocido alguna prendas u objeto que permitan su identificación, dice el fiscal Arias.

Pruebas de sangre Helio Fabio se perdió el 9 de mayo de 1996. Desde esa época nadie volvió a saber de él en su colegio, el Inem Felipe Pérez, donde cursaba el sexto grado. También perdieron el rastro de su mamá, que se reportó hasta el 25 de mayo del mismo año.

Desde entonces comenzaron las autoridades a buscar a la familia de Helio.

Lo primero que supieron fue que el padre del niño, el comisionista Helio Fabio Moreno, murió de manera violenta en 1995. Entonces comenzó la búsqueda de Isabel. Esto solo fue posible en agosto pasado.

Con ella ubicada, las autoridades la sometieron a las pruebas de ADN para compararlas con las que se le hicieron al esqueleto hallado en Pereira. El examen dio positivo. Isabel también reconoció las prendas y los libros de su hijo.

Mientras Isabel tiene la certeza plena sobre la identidad de Helio, las madres de 40 niños desaparecidos en Pereira viven en la incertidumbre. Ellas no saben si alguna de las 27 osamentas halladas en noviembre pasado en la vía de Pereira a Marsella corresponde a sus hijos.

Hace dos semanas la Fiscalía realizó las pruebas de sangre a María Azucena Vélez y Consuelo Vélez, madres de Juan David Marín Vélez y Yeison David Vélez, desaparecidos en octubre pasado, cuando salieron a vender periódicos. Algunas prendas halladas con las osamentas fueron reconocidas por María Aleyda Vélez, tía de los dos niños.

Las muestras, que se encuentran en Bogotá, serán comparadas con el ADN que se realiza a los esqueletos con el fin de determinar si efectivamente se trata de estos dos niños.

DETENIDO UN SOSPECHOSO Pereira y Armenia Un hombre del que las autoridades no revelaron su identidad y al que se le conoce como Pedro Pechugas se convirtió en el primer sospechoso capturado por la muerte de niños en Pereira.

Así lo revelaron fuentes de la Fiscalía, que se abstuvieron de suministrar detalles sobre el detenido, que hace parte de los quince sospechosos investigados por las autoridades.

El CTI trabaja en la identificación y localización de los otros sospechosos, 11 de cuyos retratos hablados fueron elaborados con base en testimonios recopilados.

De otra parte, los organismos de investigación de Armenia temen que alguno de los ocho niños desaparecidos entre el 97 y el 98 en el Quindío haga parte de los restos encontrados en Pereira.

Así lo expresó el director seccional del CTI en Armenia, Alvaro Vivas Botero, que inició una campaña para sensibilizar a la comunidad sobre la desaparición de menores.

Reveló que Fabián Andrés Moreno, Julián Penagos Cárdenas, John Alexánder Carona Rodríguez, Claudia Marcela Vásquez Galvis, Luis Alejandro Vásquez Calderón, Luis Carlos Palacio Galvis, Gloria Mayerli Guiral Corredor y Nancy Marlyn Bernal, entre 8 y 14 años, desaparecieron en este departamento.

Fotoleyenda LAS PRIMERAS muestras de sangre realizadas a familiares de niños desaparecidos en Pereira son la clave para identificar las osamentas halladas en esta ciudad.