Archivo

CONGRESO DECIDE HOY SUERTE DE CLINTON

Lo único que nos hace falta para completar esta película es que nos anuncien la llegada de un OVNI , comentaba Jeff Greenberg, analista del canal CNN, al describir el espectáculo casi circense que se ha apoderado de Washington a los largo de esta última semana. Y en realidad es lo único que hace falta.

19 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Ayer, mientras un sector de los estadounidenses hacía a última hora las compras para la Navidad, que ya está a la vuelta de la esquina, y otro no quitaba los ojos de los televisores para seguir de cerca el tercer día de bombardeos consecutivos contra Irak en vísperas del inicio del Ramadán, un puñado de legisladores republicanos se encontraban a punto de recomendar la apertura de un juicio político contra el hombre más poderoso del mundo por haber mentido al tratar de ocultar una aventura extra conyugal.

Locura surrealista ; novela de ciencia ficción ; ni el más atrevido de los guionistas de Hollywood se hubiese podido inventar algo así . De todo ha sido llamado este nuevo y escabroso capítulo de la historia estadounidense que con cada día que pasa sigue generando más asombro y que ayer dio un nuevo y trascendental paso.

En medio de abucheos, apelaciones a la historia, interrupciones, y mociones de orden, legisladores republicanos y demócratas debatieron en el pleno de la Cámara de Representes por más de 15 horas los cuatro artículos de destitución que pesan contra el presidente Bill Clinton dejando para hoy, antes del medio día, el crucial veredicto.

Un poco de todo El histórico debate dio para todo. Incluso para ventilar los líos de faldas del nuevo vocero de la Cámara Bob Livingston que el jueves reconoció haber cometido un adulterio que casi le cuesta el matrimonio. Los republicanos salieron en su defensa diciendo que lo de Livingston era muy distinto a lo de Clinton pues no había sido con una empleada y no le había mentido a la justicia sobre ello. Affair es affair, dijeron algunos demócratas. En un momento dado del acalorado debate el representante demócrata John Conyers llegó a referirse al asunto como un golpe de Estado orquestado por los republicanos para quedarse con el poder. Soy testigo, en el más trágico momento de mi carrera en el Congreso, en efecto, de un golpe de estado republicano en marcha para apoderarse de la presidencia , dijo Conyers, de Michigan.

Oídos sordos Buena parte de la sesión se enfocó en el debate por la censura, la única posibilidad que le quedaba a Clinton y que ayer quedó prácticamente sepultada al impedir los republicanos que se votará sobre ella. Los demócratas le apuntaban a que se aprobara la censura para así darle espacio a algunos republicanos moderados que no estaban del todo convencidos de que el castigo indicado para Clinton era la apertura de un juicio de destitución. Pero ni los llamados de los ex presidente republicanos Bush y Ford en favor de la opción de la censura pudieron descarrilar a esta locomotora republicana que contra viento y marea esta decidida a recomendar el segundo juicio político contra un presidente en 130 años de historia.

La mayoría dice que este es un acto de conciencia, pero no nos permite votar con nuestra conciencia en la que existe la posibilidad de la censura. Esta es la opción que prefiere la amplia mayoría de los estadounidenses , dijo el portavoz demócrata en la Cámara de Representantes, Richard Gephardt, quien también criticó, como muchos otros, la determinación de la mayoría de debatir ayer los cargos de perjurio, obstrucción a la justicia y abuso de poder que se le imputan a Clinton, en momentos en que sigue el operativo militar estadounidense en Irak. Sobre la censura, los republicanos contestaron no es constitucional , y sobre la decisión de seguir adelante con el proceso a pesar de los bombardeos dijeron que era el mensaje correcto para las tropas y para el mundo pues se les demostraba que la democracia estadounidense no se detenía por las provocaciones de un dictador.

La jornada de hoy La votación de hoy no parece que traerá sorpresas. Ayer, sólo 4 republicanos de 228 se opusieron al impeachment pero fueron compensados por otros cuatro demócratas que decidieron abandonar al presidente. Y sólo se necesitan 218 votos para enviar el caso al Senado.

Pero quien quita dicen algunos. En una temporada donde hace calor cuando debería caer nieve, las bombas de los árboles de navidad se remplazan por bombas en el Golfo Pérsico y se quiere remover a un exitoso presidente por su comportamiento sexual, cualquier cosa puede suceder. Hasta que aterrice un OVNI.

BREVES SE HA MOSTRADO incapaz de cumplir las leyes, porque él (Clinton) ha corrompido la ley con su perjurio y su obstrucción de la justicia , declaró el presidente republicano del Comité Judicial, Henry Hyde.

LA DIRECCION del debate en la Cámara está a cargo del republicano por Illinois Ray LaHood. Ni el saliente presidente, Newt Gingrich, ni el nuevo speaker, Bob Livingston, han querido presidir el caso Clinton.

LA REPRESENTANTE demócrata por California, Maxine Waters, dijo que Livingston era un hipócrita al presionar a favor del juicio político a Clinton, luego de que el legislador reconoció sus propias relaciones extramaritales.

DE PISOTEAR la Constitución, acusó a los republicanos el líder de la bancada demócrata, Richard Gephardt. Dijo que se negó el deseo de una vasta mayoría de los estadounidenses, favorables a una censura pero no a la destitución .

LA PRIMERA DAMA de E.U., Hillary Clinton, hablará hoy, sábado, a la bancada republicana antes de que la Cámara de Representantes se pronuncie sobre el impeachment de su marido. Oficialmente, no se dieron detalles sobre el contenido de su mensaje.