Archivo

DE CAÑAVERALEJO A MANIZALES

La temporada de toros en Colombia está de un cacho. Forma poco taurina de decirlo, porque a los buenos aficionados, y especialmente a los protagonistas de la fiesta, la palabra cacho, les sabe a eso: a cacho. En esta jerga se habla con todo tronío y razón, del cuerno, por venir de cornúpeta y no de cachúpeta. Pero esa discusión es para los eruditos del idioma. A la afición lo que le interesa son las corridas.

20 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Entonces, Cali, una de las ferias más importantes de América, tiene todo listo para arrancar su temporada el 26 de diciembre. Allí, en la amplia arena naranja de Cañaveralejo, se darán 10 corridas de toros diurnas, tres nocturnas y una novillada. Actúan 10 figuras hispanas y cinco colombianas.

Manizales La ciudad alta; la ciudad de los balcones hacia el Nevado del Ruiz; la teatrera; la culta y taurina Manizales; la del famoso Reinado Internacional del Café, de los tumultuosos desfiles, también está lista para dar siete corridas de toros y una novillada, festejos que comenzarán el 3 de enero.

Tiene varios atractivos. Uno de ellos, que la empresa tuvo fe. Que creyó en los toreros nuestros y en quienes se han jugado de verdad la vida y han perseverado a sangre y fuego para merecer estar en las ferias grandes.

Bien está que hayan colocado a un Nelson Segura, torero de cartel grande, de valor, con mucho oficio y sobre todo con unas ganas enormes de ser figura aquí y donde lo pongan. Y bien por colocar a Guillermo Perla Ruiz, torero de esa cuna, quien tuvo que ganarse el sitio a base de poner su vida en el hilo del infierno o la gloria al encerrarse con seis toros después de la pasada temporada.

Los demás toros colombianos, César Camacho, diestro honrado, valiente, variado y con oficio; Diego González, que como este año en provincia haya cogido sitio con la espada, dará de qué hablar, porque torea muy bien; Pepe Manrique es otro de los toreros ya cuajados, con arte y poder. Merecía sobradamente estar allí. Viene triunfando con fuerza.

Joselito Borda , es uno de los toreros que estaba ausente de las plazas grandes, pero que ha hecho una campaña seria en busca de llegar nuevamente en plenitud de condiciones artísticas a las ferias. Este año actuó en varias localidades, donde dejó magnífica impresión. También en Venezuela.

Así quedaron confeccionados los carteles: Domingo 3 de enero: toros de Salento para Joselito Borda, Pepe Manrique y José A. Iniesta (debuta en Colombia).

Lunes 4, novillada con picadores, ganadería de J.B. Caicedo para Paco Perlaza Edwin Salazar y Manolo Valencia.

Martes 5, toros de Dosgutiérrez para Guillermo Perla Ruiz, Nelson Segura y Miguel Rodríguez.

Miércoles 6, ejemplares de Rocha para César Camacho, Eugenio de Mora y Julián López El Juli .

Jueves 7, astados de Ernesto Gutiérrez para Diego González, Manuel Caballero y José Tomás.

Viernes 8, festival taurino con un encierro de El Encenillo para César Rincón, Guillermo Perla Ruiz, Manuel Caballero, José Tomás, Eugenio de Mora y Julián López El Juli .

Sábado 9, toros de Ernesto Gutiérrez para César Rincón, Eugenio de Mora y Julián López El Juli .

Y, el domingo 10, ganadería de Zalduendo para César Rincón, Manuel Caballero y José Tomás.

Un novillero Manolo Valencia es uno de los novilleros que va a la feria manizalita. De 20 años, nació en Cúcuta y anda en la fiesta brava desde los 12 años. Ha crecido en ese ambiente, pues su padre, Noel Valencia, ha sido empresario taurino y es el dueño del espectáculo Superlandia Internacional.

Manolo ha toreado unas 50 novilladas. Uno de sus últimos triunfos fue en Bogotá en la última novillada picada de la temporada, donde fue el triunfador, al cortar una oreja, a un novillo-toro de Manuel Orbes. Manolo va firme camino de la alternativa.