Archivo

QUIÉN ES, QUIÉN ES

Martín Zapata, el capitán de Cali, se fue hasta la tribuna oriental del estadio Palogrande. Allá estaba la mancha verde más grande del estadio. Como un loco pasó por entre los avisos publicitarios. Se colgó de la baranda, justo donde estaba amarrada la pancarta de la barra Tromba verde. Le dieron una bandera.

21 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Empezó a correr con ella mientras la izaba. Lo hacía en zig zag, de derecha a izquierda. Desde la parte más alta de la tribuna se le veía la risa blanca, a boca llena, iluminando su rostro oscuro.

Corría sin parar. Pasó por el lado de Mario Alberto Yepes, que levantaba los brazos y miraba al cielo. No había quién lo detuviera.

Zapata daba brinquitos. No advirtió que casi se lleva por delante a Mayer Candelo, Arley Betancourth y Víctor Bonilla, que hacían un solo cuerpo en un abrazo frenético.

El capitán sacudía la bandera. Llegó al otro lado, a la gradería occidental y frente a otro grupo de fanáticos caleños roncos, gritó: Campeón, Cali, campeón .

El juego había terminado tres minutos antes con un cero a cero que provocó la tristeza absoluta del pueblo manizalita que apretó los dientes en cada llegada de su Once del alma.

Para Cali no importaba nada. Ni siquiera el partido tenso, atropellado, torpe y decididamente a la defensiva que mostró. Al fin de cuentas tenía que empatar y eso fue lo que hizo. El fútbol no importó. La fiesta, el título, la séptima estrella, era lo que valía.

Por eso, José Hernández, el Cheché , el técnico que llegó hace tres meses al equipo, se hizo uno solo con su asistente, el paraguayo Jorge Amado Nunes, y guardó silencio. Las cámaras de los fotógrafos crearon una tormenta de relámpagos. Los truenos salían en estallidos de pólvora en las barras caleñas.

Cada quien vivió su alegría por su lado. Mientras Zapata seguía corriendo y sacando músculos al mover el trapo verde con blanco, Rafael Dudamel apuntó para el sur y con los Radicales y Ultras, celebró la estrella.

Ya es nuestro Cheché Hernández, que ganó su primer título como entrenador profesional, empezó su recital de declaraciones. Pasaba de micrófono en micrófono. Mayer (Candelo) iba a sacar un lateral. Vi que el árbitro (Oscar Julián Ruiz) se acercaba para pedir la pelota y ahí dije ya es nuestro , le di gracias a Dios y pensé en mi familia, en mi esposa Nanita y en mi hija Valentina .

El reloj marcaba las 7:05 de la noche y la toma caleña de Manizales ya era un hecho.

Martín Zapata seguía endemoniado y corría sin rumbo aparente. Ahora se devolvía para oriental. Seguro, no quería devolver la bandera.

Uno, dos, tres, cuatro hinchas saltaron la cerca y fueron a parar al campo. Agentes de la Policía los esperaban blandiendo sus bolillos. Así los contuvieron. Sin embargo, cinco, seis o siete rompieron la seguridad y llegaron al campo a compartir con sus dioses de carne y hueso la inmensa felicidad del campeonato.

A las 7:10, Walter Escobar y Carlos Castillo, dos de los suplentes de ayer, comenzaron la vuelta olímpica. Este año, a diferencia de 1996, Cali sí dio la vuelta. Y en cada lugar donde había un hincha caleño, pararon a brincar y a cantar, mientras que la mayoría de fanáticos de Once Caldas los aplaudían.

Cali ya era campeón, por séptima vez en la historia. Y Caldas, sí, Once Caldas, terminó siendo el campeón moral de la temporada. Este año, el éxito de diciembre se llama Pachito Eché y a ese ritmo hay que bailar. Quién es, quién es? Ya lo voy a decir, ya lo voy a decir , será la letra de rigor.

Campeón, Cali, campeón! Y fiesta, y rumba , como diría el Grupo Niche. Y rumba, que es la feria de la caña...! O. CALDAS0 CALI0 Estadio: Palogrande. Asistencia: 37.000 personas. Taquilla: $220 000.000. Arbitro: Oscar Julián Ruiz.

O. Caldas: Henao; Lemus, Barrios, Foronda y Moreno; Hernández, Velásquez, Salcedo y Valentierra; Galván y Congo. Cambios: Alcíbar por Hernández (19 ST), Otero por Salcedo (26 ST).

Cali: Dudamel; Marrero, Mosquera, Yepes y Bedoya; Pérez, Zapata, Gaviria, Candelo y Betancourth; Bonilla. Cambios: Viveros por Pérez (32 ST).

Goles: No hubo. Expulsados: Yepes (30 ST). Partido: Intenso. Figura: Dudamel (7).

Gabriel Meluk