Archivo

SUCESO DEL AÑO :

23 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La ciencia y la tecnología, en términos generales, registraron durante el año que concluye los más interesantes avances. Ha habido episodios singularmente sobresalientes, empezando por la clonación de animales y, posiblemente, la de seres humanos. Hubo otros avances no menos significativos, como el descubrimiento de un agujero negro en el centro de nuestra galaxia, precisamente luego de que los científicos midieron el movimiento de doscientas estrellas de la Vía Láctea. En materia de salud, de igual manera, se perfeccionó una nueva y más eficaz vacuna contra la rabia, y se empezó a despejar una proteína capaz de detener el desarrollo del sida.

Mas los especialistas en estas materias de crítica científica han pasado por sobre los anteriores y otros varios hallazgos, incluyendo el de la comprobación de agua en la luna. Y han estado de acuerdo en que la Estación Espacial Internacional constituye el episodio científico y tecnológico del año.

Las propias dimensiones físicas de la estación son bien sorprendentes, si se tiene en cuenta que pesa 460 toneladas, que tiene 108 metros de largo por 74 de ancho, y que se halla a una altitud de 350 kilómetros. Aparte de que tuvo un costo de 96.000 millones de dólares, hasta el momento se le han acoplado 100 módulos, al término de 45 vuelos de cohetes o transbordadores. Consideran los científicos que se ha abierto con ella un nuevo camino, o mejor, una nueva estación en la conquista del espacio.