Archivo

NETANYAHU SUSPENDE REPLIEGUE

La tensión y la polémica reaparecieron en Israel y los territorios palestinos tras el respiro que dio el comienzo de la aplicación del acuerdo de Wye, suspendido desde ayer por el Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu.

04 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La violencia brotó el miércoles por la mañana cuando un palestino, Osama Musa Natshe, de 41 años, fue asesinado a puñaladas en un barrio de Jerusalén oriental, en lo que la Policía israelí sospecha fue obra de un extremista judío.

Horas más tarde, un grupo de jóvenes palestinos apedreaba en la ciudad cisjordana de Ramalá un automóvil en el que viajaban un colono y un soldado judíos, que resultaron heridos leves, lo que motivó el cierre de la zona.

El apedreamiento del automóvil, recogido por las cámaras de televisión, llevó al primer ministro, Benjamín Netanyahu, a convocar de forma extraordinaria al Gabinete, que decidió posponer la aplicación de la segunda fase del acuerdo de Wye -que supone el retiro de las tropas israelíes de Cisjordania- y la vinculó a tres nuevas condiciones: que los palestinos no proclamen un estado independiente el próximo 4 de mayo, que tampoco reclamen la liberación de presos que tengan sangre judía en las manos y que cesen su campaña de incitación a la violencia .

Netanyahu afirmó además, que no nos haremos más los tontos (...) No puedo permitirme ver a ciudadanos israelíes linchados, o cerca de ser linchados, por una multitud enloquecida que recibió incitaciones de autoridades palestinas .

A su turno, los palestinos apelaron por la ayuda de Estados Unidos, y Arafat dijo que Netanyahu está violando completamente el acuerdo de paz firmado en Wye River, que incluye la cláusula de la puesta en libertad de prisioneros palestinos.

El vocero del departamento de Estado norteamericano James Rubin dijo que el pacto de paz debe ser puesto en vigor como fue firmado .

Según lo convenido en el acuerdo de Wye, cuyo cumplimiento garantiza el presidente Bill Clinton, el Ejército israelí debe entregar el control adicional en unos 250 kilómetros de Cisjordania a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) hasta el próximo lunes 21 a fin de completar la segunda de las tres fases de la retirada. Si Israel cumple lo pactado, el 31 de enero la ANP debería detentar el control absoluto de un 17.2 por ciento de Cisjordania, y el poder parcial en otro 23.8 por ciento, o sea en un 41 por ciento de los 5.600 kilómetros de Cisjordania.

FOTO: Benjamín Netanyahu, primer ministro israelí.