Archivo

ANUNCIAN PARO NACIONAL DE TRANSPORTE PARA EL 9

De cumplirse una orden dada en forma unánime por 20 gremios del transporte, ningún vehículo que prestan servicio público en el país podrá trabajar el próximo miércoles.

04 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

En efecto, el Consejo Superior del Transporte, organización que aglutina las empresas de transporte de carga, flotas, taxis y buses urbanos expidió ayer una directriz en la que insta a todos los dueños de vehículos a inmovilizarlos el 9 de diciembre en protesta por una serie de medidas que se aprestan a tomar el Gobierno y el Congreso de la República.

Según los empresarios, las medidas lesionan gravemente el patrimonio y los intereses de la industria del transporte en sus diferentes modalidades.

Hacemos público el malestar del transporte colombiano, anunciamos movimientos cívicos de rechazo, acciones de protesta y el próximo miércoles ningún transportador del servicio público en carga, urbano, intermunicipal, servicios oficiales y taxis, saldrá a prestar el servicio en el país , dice la directiva del Consejo.

Los reparos de los transportadores tienen que ver con algunos artículos de los proyectos de ley que cursan en el congreso sobre reforma tributaria, sobre la reforma al Código Penal, así como con diversas disposiciones de la emergencia económica y hasta por los peajes.

En la reforma tributaria se quejan de que el impuesto nacional de vehículos, así como las sobretasas al ACPM (5 por ciento) y a la gasolina (unificada en 20 por ciento) les impedirán seguir sosteniendo la operación de los vehículos.

Sobre el Código Penal consideran que el monto de 10.000 salarios mínimos mensuales fijado para indemnizar posibles perjuicios morales y materiales es exagerado y que en caso de que se aplicara a una empresa de transporte la condenaría a la quiebra.

Los gremios miembros del Consejo le solicitan al presidente Pastrana pronunciarse en favor o en contra de las anteriores medidas que, según dicen, afectan al transporte o si existe la voluntad de favorecerlos excluyéndolos de los nuevos impuestos.

Los transportadores se quejan también por la tarifa de terminales implantada en varias ciudades del país.

Dicen que se pretende imponer un impuesto adicional y costoso sobre los servicios conexos a la actividad del transporte que deberían ser ofrecidos a través de los terminales de transporte.

En forma inconsulta se pretende imponer incrementos por encima del 80 por ciento con el agravante en algunos casos de configurar un gravamen más por cuanto se cobra a un sin existir terminal, esto es sin recibir servicio alguno , explican los transportadores.

Los gremios que apoyan el paro son Aditt y Asotrans, por el transporte intermunicipal de pasajeros; Asecarga, ATC y ACC, por carga; Conaltur, por el servicio urbano; Asonaltet, por los servicios especiales y escolares y Corpotaxis.