Archivo

CONDUZCA CON SEGURIDAD

Para ser un buen conductor se requiere estar alerta no solo de lo que se vea enfrente, sino también a los lados y detrás.

26 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Para evitar las maniobras de pánico se debe mirar lo que acontece en la vía 10 o 15 segundos adelante del vehículo, con el fin de prevenir peligros con suficiente antelación.

Por consiguiente, manejar bómper contra bómper con el carro que va adelante es peligroso porque no deja tiempo para maniobrar en caso de alguna eventualidad.

Permita suficiente espacio entre su carro y el de adelante para frenar con seguridad y corregir errores.

En la ciudad, 10 o 15 segundos implica más o menos una cuadra. En consecuencia, cuando se maneja en la ciudad, se debe mirar una cuadra adelante; cuando se transita en carretera, esta distancia es de unos 400 metros.

Sin embargo, mirar 10 o 15 segundos adelante no significa que se debe tener en escena la mitad de la vía: por el contrario, el buen conductor debe hacer una completa y constante lectura desde la trompa del carro hasta una cuadra o 400 metros adelante.

Esa lectura contribuye a advertir la presencia de carros y gente en la vía antes de que estén encima , de señales que previenen un peligro y de señales que indican alguna acción para realizar.

Por lo tanto, mantenga los ojos en movimiento, mire cerca y lejos, voltee la vista para cambiar de carril porque los espejos tienen puntos ciegos que pueden esconder otros vehículos.

Asimismo, esté alerta de otros objetos: una pelota que rueda por la calle, la puerta de otro carro que se abre, un ciclista... Chequee frecuentemente los espejos retrovisores (cada 2 a 5 segundos) para ubicar otros vehículos cerca de usted.

En carretera, esté listo a los cambios del tráfico, a las señales de otros conductores, a la entrada de otros vehículos. Esté preparado a los cambios rápidos de las condiciones de la vía. Mejor dicho: no se duerma en el volante.