Archivo

SEPULTADAS VÍCTIMAS DE SAN FRANCISCO

Cómo es posible que se atrevan a poner un carro bomba en un parque tan pequeño y con tanta gente , renegaba un habitante de San Francisco, en medio de los escombros del ataque guerrillero que dejó diez civiles y un policía muertos.

03 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

En la única discoteca de este pueblo antioqueño, Raúl Giraldo tenía el lunes todo listo para la fiesta de los muchachos de cuarto grado que despedían el año escolar.

Giraldo sintió una fuerte explosión y el muro que lo separaba del comando de la Policía le cayó encima. Aturdido y sangrando se arrastró hasta el baño. Allí permaneció hasta la 1 a.m., cuando una guerrillera entró y le permitió salir a refugiarse a otra parte.

En el atentado murieron el profesor Nevardo Vivanco y la secretaria del colegio, Dora Giraldo, así como Antonio Mejía, Omar Martínez, Octavio Marín, Justino García, Gustavo Henao, Miguel Giraldo Cañas y el agente Francisco Restrepo. Las víctimas fueron sepultadas ayer.

Sobre los ataques, el comandante de la Cuarta Brigada del Ejército, general Carlos Alberto Ospina, dijo: Lo ocurrido es una demostración de la crueldad y salvajismo similar a la que utilizó el narcotráfico. Aquí se refleja la falta de sentimientos de la guerrilla .

Las Farc atacaron por primera vez con un carro bomba hace dos años a una supuesta base paramilitar en Apartadó. Hace tres meses explotó un carro contra la Cuarta Brigada y hace 15 días, otro en cercanías al aeropuerto Olaya Herrera.