Archivo

DIÁLOGO ENTRE BALAS

27 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

SIN DUDA ESTA fue la imagen del año. Aún como presidente electo, Andrés Pastrana sorprendió al país y al mundo con su audaz visita, el 9 de julio, al legendario jefe de las Farc, Manuel Marulanda Vélez para comprometerse con el despeje de cinco municipios en el sur del país e iniciar diálogos de paz. Era la primera vez que un Presidente ya elegido se reunía con un jefe de la guerrilla.

LOS SOLDADOS BACHILLERES del Batallón Cazadores fueron el símbolo del tira y afloje entre Gobierno y la guerrilla antes de la iniciación de las conversaciones de paz y la decisión, el 7 de noviembre, de iniciar el despeje de cinco municipios. Finalmente, el camino del proceso quedó totalmente El municipio de Miraflores (Guaviare) fue testigo el pasado 3 de agosto de uno de los ataques más violentos de la guerrilla contra las Fuerzas Armadas. Las Farc atacaron las bases del Ejército y la Policía y dejaron cerca de 100 personas muertas y 150 heridas. También fueron secuestrados por el grupo insurgente 129 uniformados. El Ejército denunció a las Farc por la violación del Derecho Internacional Humanitario.

despejado.

El municipio de Miraflores (Guaviare) fue testigo el pasado 3 de agosto de uno de los ataques más violentos de la guerrilla contra las Fuerzas Armadas. Las Farc atacaron las bases del Ejército y la Policía y dejaron cerca de 100 personas muertas y 150 heridas. También fueron secuestrados por el grupo insurgente 129 uniformados. El Ejército denunció a las Farc por la violación del Derecho Internacional Humanitario.

MAS DE NOVENTA personas de toda clase y condición cayeron en las redes de la llamada pesca milagrosa , implantada por los grupos guerrilleros desde comienzos de año en las carreteras del país. El secuestro dejó de ser selectivo y se convirtió así en un arma más de los grupos armados para sacar dividendos.

EL APOCALIPSIS La apocalipsis que se vivió en Machuca ese 18 de octubre, pesará en la conciencia nacional como uno de los más duros recuerdos de la deshumanización de la guerra. El Eln hizo un mea culpa algo tardío y a la larga el trágico suceso sirvió para promover una acción disciplinaria interna en una guerrilla que, por fin, decidió asumir costos políticos.

QUE LOS REGRESEN VIVOS, porque vivos se los llevaron. Más de 300 familias pasaron el fin de año a la espera del retorno de sus hijos, aún en poder de las Farc. Sus madres han golpeado todas las puertas para que recobren pronto la libertad.