Archivo

GOLPE A MAFIA DEL LLANO

En una operación conjunta realizada por la Policía Antinarcóticos y la Fiscalía Regional de Oriente, ayer en horas de la tarde fue capturado en Villavicencio Franklin Ramírez Colorado, señalado por las autoridades como un pez gordo del cartel del Llano.

27 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Marrana mona o El Mono , como se conoce a Ramírez, de acuerdo con las investigaciones de las autoridades, es considerado el segundo hombre en jerarquía del cartel de narcotraficantes de esa región.

De acuerdo con informes de los organismos de seguridad del Estado, este cartel creció de manera silenciosa aprovechando que las autoridades enfilaron sus baterías para desarticular las organizaciones de narcotraficantes de Cali y Medellín.

La operación se efectuó a las 2:30 de la tarde en el barrio El Remanso de la capital del Meta, donde se realizó una diligencia de allanamiento y registro que permitió la captura de Ramírez.

Esta es la segunda vez que Ramírez es capturado. Ya en junio del año pasado había sido retenido bajo cargos de narcotráfico. En esa oportunidad, las autoridades informaron que tenían evidencias acerca de las relaciones del sindicado capo con varios frentes de las Farc que operan en el Meta, los cuales, al parecer, cuidaban los laboratorios para el procesamiento de droga del cartel del Llano.

El señalado capo, de acuerdo con la Dirección Antinarcóticos de la Policía del Meta, era el encargado de transportar droga y embarcarla en pistas clandestinas, además de administrar los laboratorios del narcotraficante conocido como Macario o Arca .

Según el mayor Mauricio Agudelo García, comandante de la Sijín en el Meta, el capturado tenía su zona de operación al sur del departamento, en las inspecciones Caño Jabón, Puerto Alvira y otros corregimientos localizados en Mapiripán, en límites con el Guaviare.

Por las anteriores sindicaciones, El Mono tenía orden de captura expedida por la Fiscalía Regional de Oriente bajo cargos de narcotráfico.

Según las autoridades, la captura de Ramírez es resultado de labores de inteligencia que se venían adelantado desde hace ocho meses. Las acciones incluyeron vigilancia, allanamientos e infiltración en la organización delictiva denominada Los boyacos .

De acuerdo con el mayor Agudelo García, este es el inicio de una serie de operaciones en contra de las organizaciones dedicadas al comercio y distribución de insumos utilizados en la producción de alucinógenos.