Archivo

SEXGATE DA UN VIRAJE A LA MORAL EN E.U.

Que los tiempos cambian, a nadie le cabe duda. Mucho menos después de conocerse una encuesta publicada ayer por el Washington Post en la que, con base en estadísticas tomadas de 1968, se hizo una comparación sobre la concepción que tenían en aquella época los estadounidenses acerca de sus gobernantes y la moral, y la muy variable idea que reina en estos días.

28 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

La profunda división de la sociedad de E.U. quedó evidenciada en el 71 por ciento de los encuestados que manifestaron creer que el presidente Bill Clinton no tiene una moral alta y unos estándares éticos elevados , y al mismo tiempo en el 76 por ciento que siguen apoyando su mandato y oponiéndose a su posible destitución.

Varios sociólogos consideraron que al final del milenio, el polémico comportamiento de Clinton, sus mentiras y sus verdades a medias sobre sus relaciones adúlteras con la ex becaria Monica Lewinsky son una batalla de extremos: del puritanismo de la extrema derecha religiosa contra la permisividad de la generación del 60 . Algunos incluso consideraron que la dualidad de no creer en el presidente, pero al mismo tiempo de darle su apoyo por su gestión de gobierno son una prueba de que los estadounidenses son cínicos respecto a sus líderes .

Y sin embargo, apenas el 26 por ciento de los ciudadanos de este país cree que hoy en día la gente lleva una vida y una moral adecuada , mientras que hace 30 años el 39 por ciento de los estadounidenses todavía creían en que la mayoría de sus vecinos se ceñía a una moral correcta.

También revela la encuesta que mientras en 1968 el 61 por ciento de los estadounidenses confiaba en que el Gobierno de la nación hacía casi siempre lo más correcto, en 1998 la cifra descendió a apenas un 33 por ciento.

Una encuesta realizada por el Washinton Post demostró que el proceso de destitución del presidente Clinton ha requebrajado el sentido de moral de los estadounidenses. Hace 30 años confiaban más en sus líderes y los creían más correctos, pero hoy están dispuestos a perdonarlos 1968 Confiaba en el gobierno 61% Creía que la moral de la época era elevada 39% Consideraba a la burocracia como el mayor problema 35% 1998 Cree todavía que el gobierno es correcto 33% Cree aún que la moral de sus gobernantes es alta 26% Piensa que la burocracia sigue siendo el mayor problema 59%