Archivo

INDEMNIZACIÓN POR MUERTE DE CINCO OFICIALES

Las Fuerzas Militares asumieron su responsabilidad por el accidente de un helicóptero en el que perdieron la vida siete oficiales de la Fuerza Naval del Pacífico y la Fuerza Aérea Colombiana (FAC), hace un año en Bahía Solano (Chocó).

05 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

El Estado y las familias de cinco de los siete oficiales muertos llegaron a un acuerdo, que fue aprobado por el Tribunal Administrativo del Chocó. La Nación se comprometió a pagarles 986 millones de pesos.

El percance ocurrió el 22 de diciembre del año pasado, pocos minutos después de que un helicóptero Bell 205 de matrícula HK-4416, despegó del aeropuerto de Bahía Solano con destino a Bahía Málaga, en el Valle.

A los dos minutos de vuelo, la aeronave comenzó a dar vueltas y se precipitó a tierra.

En la investigación se concluyó que la causa del accidente del HK-4416 fue la ruptura por desgaste de la aleta vertical. Según el informe, la falla era conocida por la tripulación y por el personal superior de la institución.

Perecieron el entonces comandante del Batallón de Bahía Málaga, contralmirante José Augusto Matallana; el general Luis Gutiérrez Calderón, comandante de la Segunda División de Infantería; el mayor de infantería Alberto Martínez Briñez, jefe de inteligencia de la Fuerza Naval del Pacífico, y la teniente de navío Ana Marcela Pineda, jefe de relaciones civiles.

Además, los pilotos de la FAC Ronaldo Ospina Torres y Andrés Felipe Yepes y el copiloto técnico Jairo Ochoa Ortiz.

Se espera un pronunciamiento del Tribunal sobre la conciliación entre las Fuerzas Militares y las familias de los otros dos oficiales muertos.