Archivo

FLOTARON CUERPOS DE NÁUFRAGOS

Después de cinco días de que naufragara una lancha deportiva en el embalse de El Peñol-Guatapé, en Antioquia, flotaron los cuerpos de tres integrantes de la embarcación.

05 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Los cadáveres de la pareja de esposos y el padre de uno de ellos salieron ayer a la superficie en un lugar apartado del sitio donde fue encontrada la lancha, tras la tragedia ocurrida la tarde del domingo.

El miércoles había sido rescatado, también después de flotar, el cuerpo de la hija de la pareja, una niña de tan sólo 20 meses de nacida.

El ingeniero Luis Fernando Ramírez Giraldo, de 32 años, quería ensayar una lancha deportiva de su propiedad, que había adquirido recientemente, y para ello invitó a su suegro, Gustavo Gómez de 45 años, ambos residentes en el municipio de Marinilla.

Los acompañó su esposa Gloria Patricia Gómez Valencia, de 26 años, quien llevaba en sus brazos a su bebé, y juntos comenzaron a realizar un recorrido en la embarcación, partiendo de una estación de deportes náuticos en El Peñol.

Por motivos que aún se desconocen, la lancha apareció flotando sin sus ocupantes, que al parecer no portaban salvavidas.

Brigadas de buzos de la Defensa Civil de El Peñol, de la Cruz Roja de Medellín y de los bomberos de Rionegro participaron durante cinco días en las labores de rescate, en profundidades hasta de 35 y 40 metros, ante la persistencia de los familiares para encontrar los cadáveres de sus seres queridos.

La primera en flotar fue la menor, en tanto que los otros tres cuerpos aparecieron ayer sobre las aguas en el sector del Uvital, en cercanías de la entrada a un centro vacacional de una entidad cooperativa.

Los cuerpos fueron trasladados de inmediato a la morgue de El Peñol y ayer mismo se esperaba realizar su traslado a Marinilla, donde hoy se efectuarán las exequias.