Archivo

ALCALDE PEÑALISA ANUNCIA PLANES PARA HUECOTÁ

Luego del rotundo éxito reportado por la Alcaldía Mayor de Huecotá con los programas Pico y Placa de restricción vehicular y Palo y Pata evacuación de vendedores ambulantes, la administración distrital ha decidido poner en funcionamiento nuevos planes que permitirán solucionar los problemas más graves de la ciudad.

28 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

El primero de ellos, que comenzará a funcionar a partir del próximo primero de enero, también está relacionado con el tránsito de la capital. Se denominará Pito y Flaca .

La medida contempla que durante los días lunes, miércoles y viernes solo puedan transitar vehículos manejados por hombres, mientras que los martes y jueves serán de libre circulación para las mujeres, pero solo las que sepan manejar. Esto garantizará calles desiertas a lo largo del día, por lo que la ampliación de la malla vial no es un tema relevante.

El alcalde Enroque Peñalisa también manifestó su interés por instaurar una norma que restrinja durante ocho horas diarias el tránsito de automotores de llantas negras, o de aquellos cuyo espejo retrovisor sirva para mirar hacia atrás.

Preocupado por el problema del ruido que afecta a los habitantes de los sectores vecinos a las pistas del aeropuerto Eldorado, Peñalisa conformará, a partir del próximo mes de febrero, brigadas especiales que distribuirán megáfonos entre la población adulta.

La medida no solo permitirá que los habitantes del sector puedan oírse entre sí, sino que reducirá el índice de desempleo, al dotar de una herramienta fundamental de trabajo a todos aquellos que quieran desempeñarse como payasos de restaurante o sindicalistas en asamblea permanente.

De no lograr resultados con esta medida, a partir de junio de 1999 solo podrán aterrizar en Eldorado planeadores, alas delta, paracaídas y parapentes, deportes considerados como de alto riesgo, pero que se encuentran a la altura del hipermegaplay burguesmaestro, quien restó importancia a temas como el de la ampliación y el mejoramiento de la malla vial.

Con el fin de reducir el desempleo, Peñalisa sugirió la creación de brigadas de seguridad para desalojar a los vendedores ambulantes y comerciantes informales de las calles y plazas de la capital.

Una vez Huecotá esté limpia de vendedores ambulantes, buscaremos nuevas alternativas de empleo para los miembros de dichas brigadas de seguridad , afirmó el burguesmaestro, quien también manifestó su interés por establecer mecanismos de control para acabar con las personas que se suben a cantar a los buses, los lavavidrios de los semáforos y los libreros del Parque Santander.

Estos planes son prioritarios para la ciudad, por lo que temas secundarios, como el del mejoramiento de la infraestructura vial, no serán evacuados por el momento.

En cuanto al ahorro de agua, la administración piensa que lo mejor que pueden hacer los ciudadanos por la capital es dejar de bañarse a diario, y cambiar el agua que beben por cualquier otro líquido.

En todas las regiones de Colombia, los huecotanos siempre hemos tenido fama de cochinos. Entonces, por qué no estar de acuerdo con el consenso del país y, de paso, ayudar a la recuperación de los ríos? , comentó el alcalde, al tiempo que prometía leche de vaca para niños y leche de magnesia para coteros y choferes de bus urbano.

Peñalisa anticipó que el estribillo de su campaña será: Uno tiene que bañarse cada 15 días, así no esté sucio .

Finalmente, para poner freno al problema de la inseguridad, la administración distrital organizó una jornada para el próximo Día de Reyes, cuando en todas las iglesias de la capital se estarán cambiando armas por juguetes.

De esta manera, los niños que hayan recibido juguetes durante la Navidad y no estén contentos con ellos, podrán cambiarlos por armas, para que sus padres se defiendan cuando salgan a la calle.

Ojo al hueco Una de las constantes quejas de los habitantes de Huecotá son los huecos, no solo por la deplorable apariencia que le dan a la ciudad, sino por el daño que causan al parque automotor.

Al respecto, el alcalde comentó: El problema de los huecos lo hemos venido manejando de manera eficaz y eficiente, y por eso la administración puede manifestar, sin temor a equivocarse, que en este momento no hay una calle en la capital que carezca de ellos .

Agregó que, con algo de suerte, en alguno de los huecos puede que se encuentre petróleo. Otros, desde ya, pueden ser habilitados como entradas para el futuro metro.

En la actualidad se están realizando grandes esfuerzos para lograr que los huecos no solo causen daños al parque automotor, sino a cualquier otro tipo de parque (incluso los de diversiones) o medio de transporte, como bicicletas todoterreno, motos de camper cross y hasta a los propios peatones.

De concretarse estos planes, se espera que las calles de Huecotá estén completamente intransitables para el segundo semestre de 1999, cuando, desesperados por la situación, los habitantes de la capital preferirán irse a vivir a otros sitios.

Así, no habrá gente que se queje y, por consiguiente, desaparecerán los problemas, con lo que el alcalde espera finalizar con éxito su administración.