Archivo

PERIODISMO COMPACTO

Riiiing. Un momento por favor . El texto de espera de una llamada, que en algunas empresas todavía se mantiene como musiquita de paleteros callejeros, depende del PBX o, como lo conocen los mortales, conmutador (Ministerio de Salud: cuñas institucionales, sin condón ni pío . Carvajal S.A: en la organización Carvajal... ). Por estos días, en el caso de Cromos, ese texto tiene que ver con el producto que tiene a la revista circulando en aproximadamente 200 mil ejemplares semanales: los discos compactos. ...esta semana Tito Avila, Dario Gómez .

05 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Cromos, al igual que las revistas Que qué y Oxigeno, y el diario El Espectador los días jueves y domingo, mantiene este esquema de ventas desde hace unos cuatro años. Los otros tres medios son, digamos, los primíparos aventajados.

A través de esta estrategia Cromos tiene una circulación en la calle de 100 mil revistas, las otras 100 mil están distribuidas en 65 mil suscripciones y 35 mil ejemplares que van en los vuelos de Avianca. Eso es asegurarle al anunciante una alta circulación y una lecturabilidad asegurada, porque si bien es cierto que alguien puede comprar solo el CD, también es cierto que por eso no va a botar la revista: seguramente se le va a dar a un familiar, a la mamá, al hermano, qué se yo, Cromos es una publicación familiar que trae temas que le interesan a todos, va de mano en mano , dice Jorge Hernán Caicedo, Gerente Comercial de Cromos.

Y las cifras, al menos en la parte comercial, no mienten. Esta estrategia, que se tomó de una experiencia similar en España, ha hecho que Cromos haya levantado su mercado de manera ostensible: hace ocho años solo tenía 15 mil suscriptores y en la calle alcanzaba 65 mil ejemplares vendidos.

Periodismo vs mercadeo Pero hasta dónde esta estrategia no afecta la parte periodística? Qué se compra, música o información? Para citar un caso especifico, en el puesto de revistas de la calle 53 con carrera 24, en Bogotá, su dueña, Rosa Hernández, ha ideado su propia estrategia de ventas. Sus compradores llegan a preguntarle, como si se tratara de una discotienda, por los discos que hay esta semana . Ella, que dice que en algunas ocasiones le va mejor con el chicle y los cigarrillos, simplemente presenta las cuatro opciones: El Espectador, Cromos, Oxigeno y Qué que.

En ese sentido los dos medios pequeños, Oxigeno y Que qué, se defienden. Miriam Amparo Ramírez, subeditora de la revista Que qué, sostiene que no sirve de nada lograr un buen producto periodístico (esta revista es de farándula) si no hay un buen mercado. Siempre quieres que te lea mucha gente, no una minoría . Explica que existe un comité que escoge la música de acuerdo a la demanda del público. Por su lado, la política de la revista Oxigeno es vender un producto integral. La revista es una extensión del CD , explica su editor, Gustavo Callejas, si por ejemplo sacamos un disco de vallenatos, hacemos una revista que hable del género y que contenga entrevistas con sus protagonistas más relevantes . Esta revista alcanza los 80 mil ejemplares semanales, vendiéndose, sobre todo, en semáforos.

Por el lado de El Espectador las cifras de circulación se mantienen en secreto. Carlos Alberto Indaburo, vicepresidente de mercadeo, recalcó un Sin comentarios alrededor de preguntas como la forma en que se escogen los discos o si la circulación del periódico aumenta los jueves con sus discos de música popular y los viernes con los de música clásica. Sin embargo, Luis Cañón, Editor general de El Espectador, respondió con tres puntos, al menos, en la parte periodística: 1. Los discos compactos están circulando con El Espectador antes de esta nueva etapa.

2. Todos los periódicos en el mundo están imponiendo valores agregados tales como enciclopedias y concursos de todo tipo.

3. Nuestra máxima preocupación gira en torno a lograr un buen producto periodístico. No pensamos si circulamos gracias a los CDs o no. Ese es un trabajo del área comercial.

Las declaraciones de Jairo Dueñas, jefe de redacción de Cromos, van en ese mismo sentido: lo que realmente nos importa es que la revista editorialmente salga bien .

Para el publicista Carlos Duque, en cambio, esta estrategia es un arma de doble filo.

Es cierto que hay un negocio de por medio y que estos valores agregados aumentan la circulación. El problema radica en que cuando se cortan los valores agregados se corta, también, esa circulación. Los discos compactos no le aportan carácter al medio. Semana no circula con disco y su imagen es más seria que la de Cromos. En este caso la gente está comprando un disco y, de paso, le regalan un periódico o una revista. Este fenómeno incide, sin duda, en la imagen, en la lectura que tiene la opinión pública de estos medios .

Las revistas que manejan este tipo de gancho también tienen claro que deben estar a tono con el gusto de la gente. Que qué y Oxigeno tienen un comité editorial, y asesores expertos en el área, que se reúnen para definir con qué tipo de música van a salir cada semana. Por su parte Cromos cuenta con estudios de mercado y preferencia asesorados directamente por Caracol y así compatibilizar directamente con el oyente . De acuerdo a las estadísticas que manejan, Cromos le llega a todas las esferas sociales.

Esta especialización ha afectado a las propias disqueras.

El precio de estos paquetes revista-compacto, periódico-compacto, está prácticamente estandarizado en seis mil pesos y, el precio de un CD nuevo, rota entre los 20 mil y los 25 mil pesos. Prácticamente asistimos al descubrimiento de un nuevo canal en el mercado del disco y hay que desarrollara nuevas estrategias , afirma Alejandro Correa, director de ventas de Polygram. Por su lado, Orlando Moreno, promotor musical de Sony, sostiene que los discos que se ven más afectados son los de catálogo . Es decir, los artistas que hace cinco o siete años estaban en todo su apogeo del tipo Silvio Brito o Los embajadores vallenatos .

En los últimos años las disqueras tenían en su catálogo una verdadera mina de oro que en esta guerra se ha ido desgastando quién ganará al final? LA GUERRA DE LOS DISCOS Al igual que en todas las guerras, siempre hay una víctima inocente y en este caso una de las grandes sacrificadas es la industria musical. Es que las disqueras tienen en su catálogo una verdadera mina de oro que en esta guerra se ha ido desgastando. El catálogo son esas joyas musicales que tiene 20, 30 o 40 años, que fueron enormes éxitos en su momento y que están presentes en el inconsciente colectivo de varias generaciones.

Orlando Moreno, promotor musical de Sony, sostiene que los discos que se ven más afectados son los de catálogo . Es decir, los artistas que hace cinco o siete años estaban en todo su apogeo del tipo Silvio Brito o Los embajadores vallenatos . El precio de estos paquetes revista-compacto, periódico-compacto, está prácticamente estandarizado en seis mil pesos y, el precio de un CD nuevo, rota entre los 20 mil y los 25 mil pesos. Sin embargo, es frecuente, que los compradores prefieran invertir los 20 mil pesos de un disco nuevo en tres o cuatro que además de buena música les enciman una revista.

Pero también está la visión optimista: Prácticamente asistimos al descubrimiento de un nuevo canal en el mercado del disco y hay que desarrollar nuevas estrategias , afirma Alejandro Correa, director de ventas de Polygram.

Por su lado las revistas que manejan este tipo de gancho también tienen claro que deben estar a tono con el gusto de la gente. Que qué y Oxigeno tienen un comité editorial, y asesores expertos en el área, que se reúnen para definir con qué tipo de música van a salir cada semana. Por su parte Cromos cuenta con estudios de mercado y preferencia asesorados directamente por Caracol y así compatibilizar directamente con el oyente . De acuerdo a las estadísticas que manejan, Cromos le llega a todas las esferas sociales.