Archivo

COMERCIANTES DESCONCERTADOS

Malestar, rabia y decepción mostraban ayer varios comerciantes de Sanandresito norte, luego de que un grupo de asaltantes les robara mercancías por valor cercano a los 1.000 millones de pesos de 29 locales de un total de 450.

28 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

El asalto, que es investigado por la Fiscalía del sector de Simón Bolívar, ocurrió en una bodega ubicada en la calle 195 número 41-40, entre la noche del 24 de diciembre y la madrugada del 25.

Según varios comerciantes afectados, los asaltantes neutralizaron a los tres celadores de turno hacia las 11 de la noche y violentaron un cubículo en donde funciona una ferretería para extraer herramientas con las que forzaron chapas, candados, puertas y gabinetes.

El ambiente que se vivía ayer entre administradores, propietarios, empleados y celadores era de permanente recelo. En varios grupos, algunos todavía comentaban lo sucedido y hasta hacían conjeturas sobre la posibilidad de que el ilícito haya sido cometido con complicidad de personal vinculado a los locales. Es que los ladrones tenían todo pistiado porque solo se metieron con lo valioso , afirmó una empleada de un local.

Entre los objetos hurtados, se cuentan zapatos, tenis, maletas, chaquetas, filmadoras, joyas, gafas, celulares, relojes, radios extraibles y juguetes.

En algunos sectores de la bodega se veían locales que fueron desocupados en su totalidad mientras algunos afectados relataban qué les robaron: A mí, se me llevaron 100 millones de pesos en joyas y... no quiero saber nada, nada , decía una señora mientras otra señalaba el local Novedades New York, del que, según varios comerciantes, hurtaron 17 millones de pesos representados en relojes.

Uno de los propietarios de varias joyerías asegura que los ladrones se le llevaron en relojes Edox y Bulova, entre otros, una suma cercana a los 65 millones de pesos. Tengo entendido que los ladrones drogaron a los tres celadores y por eso tuvieron tiempo hasta de usar acetileno para abrir las cajas fuertes , afirmó.

Este comerciante, que desde hace cuatro años está vinculado a este negocio, dijo que ninguno de los propietarios de estos comercios tiene su mercancía asegurada. Con este robo añadió a varios los dejaron en la quiebra total. Es más, muchos ya cerraron definitivamente .

Una mujer que se dedica a vender zapatillas, bolsos y chaquetas, aseguró que no sabía qué hacer ya que los ladrones se le llevaron unos cinco millones de pesos en productos y solo le dejaron unos zapatos viejos que cambiaron por los que tenía en exhibición.

La reacción general entre los comerciantes de los locales era de ira y desconcierto porque consideran que nadie les va a responder por lo que les robaron.

Un hombre dedicado a vender licores importados afirmó con enojo que no daba declaraciones a la prensa porque no se puede decir nada ya que, con eso, no me van a devolver lo robado .

Entre tanto, una mujer pidió que se investigara a los celadores y a la Administración del lugar, al tiempo que otro comerciante sugirió que se instalara una alarma que esté conectada con la Policía.

Robo similar En noviembre 24 de 1995, en el sanandresito de Pereira, un trío de obreros fue sindicado de robar cerca de 400 millones de pesos en dinero y joyas.

Según varias versiones de los vigilantes del centro comercial, los obreros, que tenían autorización para hacer unos trabajos hasta la 1 de la mañana, amordazaron y maniataron al vigilante y lo encerraron en uno de los locales.

Después, los hombres violentaron las cerraduras de cuatro locales donde funcionan joyerías y se llevaron un botín por más de 394 millones de pesos, según las denuncias formuladas por los propietarios.