Archivo

BOGOTÁ OPINA

Denuncia imposible

28 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Poner por un abuso de un taxista se convierte en una pesadilla y es más costoso que lo pagado al conductor.

Desde hace ya varios décadas en nuestro país se habla sobre la ineficiencia en la prestación de los servicios que el Estado, según la Constitución, debe cumplir. Derechos tan inescrutables como la justicia, en teoría no deberían ser obsoletos ni dispendiosos, hasta el punto en que llegasen a propiciar la impunidad.

Si bien es cierto que el refrán reza La justicia tarda, pero llega , en ningún momento sugiere La justicia pone mil trabas al afectado, y por eso tarda .

El caso en particular que hoy me sucedió, obedece a que al tomar un taxi, para realizar un recorrido que a diario hago desde mi casa hasta mi oficina, inexplicablemente el taxímetro marco 1.300 pesos más de lo que usualmente registra.

Indignado y por evitar contratiempos, porque desafortunadamente por la falta de malicia que debe tener todo colombiano que quiera sobrevivir en este país, no me percaté de buscar el taxímetro al subirme al auto porque, además de lo anterior, el taxista utilizaba aquellos mini-taxímetros, ocultos enfrente del asiento del acompañante del conductor y que visiblemente son tan pobres, que para poder visualizar cuanto marca, hay que hacerle sombra con la mano.

En seguida decidí buscar el teléfono de la Secretaria de Tránsito y Transporte, para informar lo sucedido. Pero oh! sorpresa me llevo cuando al tratar de informar lo sucedido, me informa la señorita, que requiere todos mis datos personales, la denuncia y demás, para llamarme en 15 días aproximadamente a corroborar la denuncia a una inspección de Policía.

Finalmente decidí dejar así lo sucedido, porque realizando los mínimos cálculos, como el costo de desplazarme me resulta diez veces más costoso adelantar el proceso. De otro lado, cuánto le cuesta al Distrito recibir una queja por 1.300 pesos ? Es posible que tan solo a menos de un año de cambiar de siglo, la tecnología y la ciencia no permita implantar un sistema de control por medio de registros informáticos, para realizar auditoría a las empresas de taxis ?.

En resumen, los genios que han promulgado las leyes en nuestro país, las han elaborado de tal forma que solo ellos las puedan interpretar y solo ellos puedan crear más leyes para desenredar el caos ocasionado.

Y mientras tanto será sobrevivir desarrollando aún más la malicia típica de nuestro pueblo.

Fernando Basto