Archivo

MEDINA NO VA A SALIR CORRIENDO : GONZÁLEZ

Qué vamos a salir corriendo si en todas partes está igual , aseguró una anciana que hace ocho años vive en Medina.

05 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Uno está en manos de Dios que es el que nos ha protegido y nos sigue protegiendo , afirmó tras las amenazas del Mono Jojoy, segundo hombre de las Farc, de bombardear esa población, junto a cuatro localidades del Meta y Guaviare.

Sus palabras parecían reflejar el sentimiento de los 11.300 habitantes de Medina, que ayer estaban intranquilos por la presencia de periodistas y el movimiento de el Ejército y la Policía por la visita del gobernador de Cundinamarca, Andrés González Díaz.

Ayer, como todos los viernes, en la plaza de la población descargaban las verduras frescas pues se espera, que como cada sábado y domingo la gente llegue masivamente a hacer mercado.

En su mayoría, las verduras proceden de Tunja, pues hace muchos años los cultivos de arroz, maíz, yuca y plátano les cedieron paso a los potreros donde ahora pasta el ganado.

Pero mientras la plaza quedaba dispuesta para los dos días de mercado, en el parque principal frente a las instalaciones de la alcaldía la gente escuchaba al alcalde Yesid López Daza y al gobernador González.

El mandatario local dijo mantener la esperanza de que las amenazas de la guerrilla no se hagan realidad, aun cuando no desconoció la preocupación que existe entre la población.

Por su parte, el gobernador aseguró que al son que nos toquen bailo, al son de la paz caminamos y avanzamos, pero al son de la amenaza y la barbarie no lo vamos a permitir .

Aquí nos quedamos y de aquí no nos vamos a mover , aseguró el mandatario y agregó que el Gobierno va a acompañar a los pobladores, a través de instrumentos legales y con decisión y convicción.

Al ser preguntado sobre las causas de las amenazas a Medina, el mandatario dijo que es muy probable que la razón sea su cercanía a la zona del despeje.

Finalmente señaló que era afortunado el gesto de los paramilitares de hacer una tregua durante la Navidad, e hizo un llamado a la guerrilla para que haga un paréntesis en estas fiestas para que las familias puedan estar unidas.