Archivo

NUEVOS PEAJES EN LA VÍA BOGOTÁ-FACA

Los habitantes de Funza, Mosquera, Madrid, Bojacá y Facatativá (Cundinamarca) se levantaron ayer con una sorpresa y no fue propiamente una inocentada.

29 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Se trató de la instalación de dos peajes con los cuales se pagará en un 30 por ciento la construcción de la carretera Fontibón-Facatativá-Los Alpes.

Uno de ellos está ubicado a 500 metros del puente sobre el río Bogotá en la vía entre Fontibón y Mosquera y el otro se instaló a cuatro kilómetros del casco urbano del municipio de Madrid, en el sitio conocido como El Corzo, en la vía que comunica a este municipio con Bojacá y Facatativá.

El Instituto Nacional de Vías (Invías), a través de la concesión CCFC S.A., dio la orden para que, desde ayer, a las siete de la mañana, se instalaran los dos peajes.

Gustavo Canal, director del Invías, explicó que las tarifas que comenzaron a regir no se cobrarán de la misma forma a todos los automotores.

Habrá tarifas preferenciales para los automotores de servicio público y para los dueños de vehículos que viven cerca de los peajes. La instalación de esos peajes ya se había acordado con la comunidad y con el contratista , afirmó Canal.

Cada peaje se paga en un solo sentido. El del río Bogotá, que está ubicado cerca a Fontibón, lo pagan solo los automotores que viajan de oriente-occidente, es decir, los que salen de Bogotá hacia los municipios mencionados. El del Corzo será cancelado únicamente por los carros que viajan de occidente a oriente.

Canal explicó que con los peajes se recaudará el 30 por ciento de la obra, que cuesta aproximadamente 200 mil millones de pesos. El otro 70 por ciento se hará con créditos e inversión de los contratistas.

Inconformidad Geomar Duque, alcalde de Funza, dijo que la implantación del peaje fue demasiado rápida: El compromiso del Invías y del contratista era tener los tramos de Funza, Faca, Mosquera y Madrid en buenas condiciones. La vía está pésima pero, a pesar de esto, los peajes si los pusieron. Entonces hubo incumplimiento por parte de ellos (Invías) y por eso la gente está inconforme .

El alcalde de Madrid, Mario Montejo, coincidió con la opinión de su colega de Funza. La idea era arreglar los sitios más críticos, reparchear y luego colocar el peaje. Pero resulta que se dedicaron a hacer la obra y a ensanchar el lugar donde estaría ubicado el peaje y no arreglaron las vías. Lo que pedimos es que arreglen la carretera y después si cobren el peaje , dijo Montejo.

Mientras tanto José Alvaro Rozo, alcalde de Mosquera, dijo que su municipio es el menos beneficiado con la construcción de la vía, ya que el tramo que hay desde el inicio de la obra hasta Mosquera es mínimo.

En horas de la tarde de ayer, durante una reunión encabezada por el gobernador (e) de Cundinamarca, Alvaro Cruz, un representante del Invías y el Alcalde de Funza, se acordó efectuar un censo de los vehículos del municipio para establecer tarifas preferenciales, medida que solo cobijará a los vehículos anteriores a 1992 y con un cilindraje menor o igual a 1.300 centímetros cúbicos.

Una vez efectuado el censo, la alcaldía de Funza entregará un certificación para el pago del peaje entre Río Bogotá y Funza con una tarifa diferencial.

A partir del 30 de enero de 1999, el Invías expedirá los pases o calcomanías definitivas para estos automotores.

TARIFAS Las tarifas de los dos peajes quedaron establecidas así: autos, 2.600 pesos; buses, 2.900; camiones pequeños, 2.700; camiones grandes con dos ejes, 3.100; camiones de tres y cuatro ejes, 7.800; camiones de cinco ejes, 10.300; y camiones de seis ejes o más, 11.800.

Los sábados y domingos la tarifa de los autos y buses aumentarán a 3.100 y 4.000 pesos, respectivamente.

Las tarifas diferenciales que cobijan a los buses de transporte público que porten calcomanía serán de 1.900 pesos, de lunes a viernes, y de 4.000 los fines de semana.