Archivo

HUGO CHÁVEZ, EL SOLDADO DEL PUEBLO

El inquieto e ingenioso monaguillo que recogía las limosnas en la iglesia de su natal Sabaneta creía que su futuro estaría en el seminario, después de todo su padre, un modesto maestro de escuela de quien heredó su nombre, lo había dictado así.

07 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Sin embargo, ni Hugo Chávez Frías ni su familia podían negar que por sus venas corría sangre guerrera. Su abuelo, Pedro Pérez, Maisanta, fue uno de los legendarios lanceros del general José Antonio Páez y de él, Chávez heredaría el amor por la vida militar.

De niño unos lo recuerdan vendiendo fruta y dulces en la puerta de la escuela, otros como un colegial bastante normal que amaba pintar paisajes rurales y que en un tiempo pensó en ser artista, y sus hermanos como un fanático de la pelota caliente cuyas vicisitudes anotaba en su inseparable libreta.

Solamente entré en la academia militar a los 16 años con la idea de usarla como puente al béisbol profesional , recordó el exitoso lanzador zurdo del juvenil equipo de Barinas. Por eso cuando se enlistó en 1971 su objetivo no eran los galones, ni las estrellas, sino saltar al prefesionalismo y, por qué no, llegar a las grandes ligas del deporte que despierta las pasiones en Venezuela.

Pero su destino cambió radicalmente. Cuatro años después y casi sin proponérselo egresó con galones de subteniente y una carrera militar por delante.

Del béisbol heredó la disciplina que hace al deportista, de la academia, el temple que hace al guerrero.

La vía de las armas Su vida militar es una sucesión de empleos, normales dentro de su carrera, pero en 1982 selló su destino. En ese año, junto a un mítico árbol bajo cuya fronda, dice la tradición, acampaba Simón Bolívar, fundó con otros oficiales una logia con la finalidad de tomar el poder.

Desde entonces anduvo en la conspiración y se asegura que trató de tomar el poder durante el gobierno de Jaime Lusinchi, a comienzos de 1989 (cuando era comandante de la unidad elite de paracaidistas), aprovechando que éste se hallaba fuera del país.

Chávez, quien por esos días ya era teniente coronel, acabó por tener notoriedad pública en 1992, al revelarse como cabecilla de una cruenta intentona golpista, el 4 de febrero, e instigador de otra, el 27 de noviembre, que causó aún más muertos.

Ambas rebeliones pretendían derrocar al presidente Carlos Andrés Pérez, con el pretexto de que en su gobierno campeaba la corrupción y arreciaba el malestar social, que en las Fuerzas Armadas había decaído la moral y la operatividad y que el mandatario se había hecho pro colombiano en una vieja controversia de límites.

Pese a movilizar a 10.000 soldados y hacerse con el control de las instalaciones claves en varias ciudades importantes su plan fracasó tras 12 horas de esporádicos enfrentamientos en los que murieron al menos 14 militares. El comandante recuerda que uno de ellos fue su compañero Elio Nieves. Nieves murió en mis brazos. Eso me afectó muchísimo, porque ese muchacho me salvó la vida , dijo años más tarde.

Chávez fue el único de los seis tenientes coroneles del complot 4F que no logró su objetivo de ingresar al palacio de gobierno.

Con grandes problemas en sus comunicaciones y con el presidente Pérez a salvo, el jefe de paracaidistas dio a los soldados la orden de rendirse, pero advirtió que la batalla sólo estaba terminada... por ahora .

Tras el fracaso del golpe, muchos pensaron que la imagen del coronel se hundiría. Sin embargo, pocos días después casi el 60 por ciento de los venezolanos lo apoyaron en una encuesta. A partir de ese momento proliferaron las boinas rojas de paracaidista y otros símbolos de Chávez en el país. Así comenzó a desarrollarse el mito.

De la guerra a las urnas Encarcelado y perdonado en 1994 por Rafael Caldera, luego de dos años en prisión, Chávez Frías comenzó a crear una gran organización capaz de llevarlo al poder. Sus ideas fueron protegidas y respaldadas por Luis Miquelena, un viejo líder del Partido Comunista de Venezuela, quien para ese entonces era considerado un hacendado. Así, el Movimiento Bolivariano Revolucionario que había nacido en la intentona golpista dio paso al Movimiento Quinta República con el que recorrió los barrios populares de Venezuela, agitando las masas con la idea de acabar con el viejo sistema corrupto que sostenían los partidos tradicionales. En ese trasegar, el comandante ganó numerosos adeptos.

Muchos se identificaban con el origen humilde de Chávez , a quien llamaban el soldado del pueblo y con su propuesta de acabar con los elefantes de cuello blanco que pululaban en el país dejando al pueblo cada vez más pobre .

Aprovechando la crisis política y económica por la que atravesaba Venezuela, este hombre de carácter fuerte, a veces terco y de lenguaje incendiario, recuperó la promesa hecha a sus soldados y continuó con su batalla. Por eso no dudó en postularse a la presidencia, esta vez con una alianza de nueve partidos y movimientos políticos a la que bautizó Polo Patriótico, la cual se convirtió en la mayor fuerza en las elecciones al Congreso celebradas el mes pasado.

Y aunque comenzó su campaña electoral con muy pocos recursos a comienzos de este año, pronto halló el respaldo financiero procedente de todos los sectores. Utilizando la vieja estrategia de si no puedes con el enemigo únete a él , aquellos empresarios que lo veían como una amenaza prefierieron adherirse a su candidatura deseosos de obtener favores políticos. Así el feroz militar de otros tiempos hallaría aviones a su disposición y las puertas de la televisión se abrirían en torno a él.

Así logró desbancar a los partidos tradicionales Acción Democrática y Copei, quienes tuvieron que renunciar a sus propios candidatos y adherir a última hora a quien se constituyó en su gran rival político, en independiente Henrique Salas Rmer.

La nueva imagen Como consecuencia, la vida privada de Chávez, de 44 años, comenzaría a ser tan popular como su carrera en el ejército: sus electores conocerían que al comenzar su vida de militar se casó con su paisana, Nancy Colmenares, y se hizo padre de tres hijas, una de las cuales ya lo convirtió en abuelo.

Después del golpe su matrimonio fracasó, pero él encontró consuelo en los brazos de Marisabel Rodríguez, ex reina de belleza y hoy popular locutora a quien conquistó gracias a su voz profunda preservada por una mezcla de miel y jengibre hecha por su madre.

Encantador y divertido en privado, el Chávez de hoy ha suavizado su imagen cambiando el uniforme y las botas por elegantes trajes y proyectando la idea de un hombre de paz, mostrándose como un atento padre en anuncios y entrevistas.

Por eso es más factible que el hoy Presidente cite ahora a la tercera vía del primer ministro británico, Tony Blair como el modelo a seguir que a las armas que lo hicieron célebre en el pasado.

Pie de fotos Esposa: Después de la intentona golpista, el matrimonio de Chávez fracasó, sin embargo, él encontró consuelo en Marisabel Rodríguez, una popular locutora que lo ha hecho padre de nuevo.

POLITICA: El comandante logró crear en torno a él un fenómeno de masas. Quienes lo apoyan se han identificado con su origen humilde y su persecución a los corruptos.

BEISBOL: Exitoso lanzador zurdo, ingresó a la carrera militar buscando obtener el triunfo como beisbolista profesional en el equipo de su natal estado de Barinas.

Pie de foto: Hugo Chávez, el día del golpe.

Chávez fue el único de los seis tenientes coroneles que no logró su objetivo de entrar al palacio de gobierno en la intentona de 1992.