Archivo

SUSPENDEN PEAJE ENTRE BOGOTÁ Y FACA

Luego de una reunión entre Gustavo Canal, director del Instituto Nacional de Vías (Invías) y representantes de empresas transportadoras de Facatativá (Cundinamarca), se acordó suspender, a partir de hoy y por un mes, el cobro del peaje El Corzo, ubicado entre esta población y Madrid. La medida solo cobijará al transporte público.

30 de diciembre 1998 , 12:00 a.m.

Este peaje, fue uno de los dos que la concesión CCFC instaló ayer en la vía entre Bogotá y Facatativá (Cundinamarca), con el fin de subsidiar en un 30 por ciento las obras de la carretera Fontibón-Faca-Los Alpes. El otro fue instalado a la altura del puente sobre el río Bogotá, entre Fontibón y Funza.

Canal tomó la decisión de suspender el cobro por un mes, luego de acceder al argumento de los transportadores de Faca quienes decían que se les estaba cobrando un peaje en una vía que está en pésimas condiciones.

El funcionario informó que la idea es arreglar la vía durante esos 30 días para reiniciar el cobro del peaje.

Por su parte, el gobernador (e) de Cundinamarca, Alvaro Cruz, dijo que por ningún motivo va a desistir del cobro de los peajes. Anunció acuerdos con las autoridades y la comunidad de Funza para fijar tarifas preferenciales para los vehículos privados del municipio, que sean de modelo anterior al año 92 y con cilindraje menor a 1.300 centímetros cúbicos. También anunció que se reducirá en un 50 por ciento el cobro a los trabajadores y estudiantes de los municipios comprometidos.

24 horas después de la instalación de los peajes, los habitantes de Funza, Mosquera, Madrid, Bojacá y Facatativá, amanecieron con una reducción notable en el transporte público y con la amenaza de paros y bloqueos en la vía. La mayoría de la gente no pudo desplazarse a sus sitios de trabajo.

Al cierre de esta edición, se presentaba un trancón de más de cuatro kilómetros, entre el peaje El Corzo y Madrid. El bloqueo se originó por la pavimentación de la vía. Algunos conductores dijeron que el trancón era causado por la recolección del dinero en las casetas de cobro y porque los operarios no contaban con dinero de baja denominación para dar el cambio. Estas personas también se quejaron por la falta de señalización en el sitio y la improvisación de las casetas..