Archivo

Indagan reunión de Dávila con diseñador del metro

07 de mayo 2013 , 12:00 a.m.

Unidad Investigativa El proceso de contratación de los diseños definitivos del metro de Bogotá, que inició el alcalde Samuel Moreno y que será sellado mañana, también salió a relucir en el expediente sobre el 'carrusel' de la contratación.

Al menos dos de los implicados que buscan preacuerdos con la Fiscalía hablaron de un supuesto nexo entre Álvaro Dávila, abogado de los Nule, y Cano Jiménez Ingeniería, firma colombiana que hace parte del grupo ganador de los diseños del metro. Dicho consorcio lo integran tres empresas de Cano (Oceisa, Promobil y Cano Jiménez Estudios) y las españolas Euroestudios e Idom. Testimonios y documentos dan cuenta de encuentros entre José Gabriel Cano, cabeza del grupo, con implicados en el 'carrusel' que hoy están presos: Dávila, al menos uno de los Nule y el contratista Julio Gómez.

Una de las reuniones fue en el apartamento de Dávila, en enero de 2010, siete meses antes de que los consorcios interesados en realizar los diseños del metro presentaran sus propuestas al Distrito.

Cano le admitió a EL TIEMPO los encuentros pero fue enfático en asegurar que no se habló del metro.

"A través de Juan Pablo Luque, de la aseguradora Segurexpo, nos enteramos del interés de los Nule por ceder algunos de sus contratos, como el de la calle 26 y el de la salida a Villavicencio, y fuimos a escucharlos. Primero estuve en su oficina con mis abogados y luego, en su apartamento", explicó Cano. A la primera reunión asistieron varios contratistas (como Julio Gómez) pero a la segunda fue solo Cano y allí estaba uno de los Nule. "Al final, no aceptamos ninguna cesión porque no llenaban condiciones", dijo Cano.

También Emilio Tapia Y aunque el Banco Mundial ha supervisado la contratación de los diseños del metro -tasados en más de 70 mil millones de pesos- los investigadores quieren descartar cualquier nexo del megaproyecto con el escándalo de corrupción, como lo señalan varios testigos. En los próximos días se indagará por el tema a Emilio Tapia (amigo de Iván Moreno Rojas), quien también tenía interés en el contrato del metro. u.investigativa@eltiempo.com