Archivo

Por tercera vez le niegan la libertad al exministro Arias

07 de mayo 2013 , 12:00 a.m.

"Lo que pueden hacer conmigo es ejecutarme o que no esté vivo, para que nos quitemos todos ese problema de encima (...). Este es un juicio muy prolongado, y a todas las audiencias he ido. No hay nadie más deseoso de que aflore la verdad que yo (...). Lo único que pido, lo imploro, es que me dejen defender en libertad, con igualdad de armas, junto a mi esposa y mis hijos".

Así reaccionó ayer el exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias, preso por el escándalo de Agro Ingreso Seguro, a la decisión de un magistrado del Tribunal Superior de Bogotá de negarle la libertad.

Es la tercera vez que el exfuncionario solicita su salida del sitio de reclusión en el que se encuentra desde mediados del 2011. Ayer, sin embargo, el magistrado Ramiro Riaño avaló los argumentos de la Fiscalía y consideró que existe posibilidad de obstrucción de la justicia.

"Este juez de garantías encuentra que hace falta incluir las declaraciones de los testigos de la defensa, cuatro que aún son procesados y seis exfuncionarios del Ministerio que tuvieron influencia en el Programa AIS", señaló Ruiz. Y agregó: "La obstrucción a la justicia es más evidente cuando se conocen las pruebas de la Fiscalía (...). Hay más posibilidad de inducir testigos".

El delegado de la Procuraduría interpuso recurso contra la decisión de negar la libertad. "No hay motivos graves para que se diga que se puede influenciar a los testigos. No podemos basarnos en pronósticos. No hay un riesgo potencial, pues los argumentos ya desaparecieron", consideró. Finalmente, el magistrado mantuvo la detención.

Al cierre de la audiencia, en la que estuvo acompañado por su familia, el exministro señaló que no entiende las razones que lo mantienen privado de la libertad.

"Un magistrado me dijo que todavía faltaban 14 testigos de la Fiscalía y que cuando ellos testificaran desaparecería (el riesgo de obstrucción), pero ahora me dicen que puedo obstruir la justicia con los testigos de la defensa (...).

Es como si dijeran que debo estar privado de la libertad porque me voy a defender", cuestionó.