Archivo

Proyecciones para el 2014

27 de febrero 2013 , 12:00 a.m.

Unas de las grandes metas que se fija Leonidas Narváez, como director del Invías, es poder dejar en agosto del 2014 el paso por la Cordillera Central, tanto en las dobles calzadas como en el túnel de la Línea, "que definitivamente es un objetivo muy optimista", dice. Al igual que entre un 60 o 70 por ciento de adelanto de la doble calzada en la vía Loboguerrero- Buenaventura, que pretende ampliar la capacidad y el nivel de servicio del corredor existente, mejorando así las condiciones de transporte de carga de exportación e importación, desde el centro del país hacia el Puerto de Buenaventura.

"Esta obra contempla la intervención de 48 kilómetros de vía y dispone de 20 frentes de trabajo, 12 túneles, 34 viaductos y puentes y una inversión de 1,2 billones de pesos. Se ha dividido en cuatro tramos: Citronela- Altos de Zaragoza; Altos de Zaragoza-Triana; Triana-Cisneros y Cisneros- Loboguerrero", enfatiza el directivo. Así mismo, busca dejar la mayoría de los corredores de mantenimiento y rehabilitación en proceso de terminación, con todos los recursos o en un 70 por ciento de ejecución. "Y, como algo especial, me encantaría dejar listo un programa de mantenimiento y rehabilitación sostenible. Desde enero, cuando llegué a la dirección del Invías, comencé a estructurar este plan, que tendría un vigencia de ocho años y un costo de 7,5 billones de pesos, para poder atender 6 mil kilómetros de la red vial nacional no pavimentada, a la que hoy no se tiene en cuenta. "La red nacional está constituida por 17.400 kilómetros, de los cuales 6.400 los atiende la Ani, y 11.400 (la no concesionada) están a cargo del Invías. Como anualmente se gastan 1,2 billones de pesos en el mantenimiento y rehabilitación, para atender a 27 corredores, la propuesta para el Gobierno es que le dé al Invías 800 o 900 mil millones al año, para atender esos 6.000 kms, y que se pueda invertir, con alguna financiación, 4,5 billones a tres años, para así poner los 6.000 kms en buen estado. Después de esos tres años, con el resto de la inversión, la idea es anualmente mantener los corredores en esa condición y pagar lo que se avanzó de dinero. La seguridad es que en los ocho años siguientes, con el recaudo de los peajes que tiene el invías, que es del orden de 320 mil millones de pesos, se puedan estabilizar esos 6.000 kilómetros, de manera permanente. Por eso, es una operación sostenible. Este proyecto ya lo conoce la Ministra, Planeación Nacional y otras entidades, el cual sería maravilloso dejarlo en funcionamiento".

clagar@eltiempo.com