Archivo

La tecnología IMAX digital genera polémica en el sector

26 de febrero 2013 , 12:00 a.m.

La actualización de las salas de cine de IMAX al formato digital (pasar de cintas a discos duros para proyectar) ha despertado crítica entre los cineastas, productores, espectadores y profesionales del séptimo arte. Uno de los comentarios más reiterativos de los críticos apunta a que este sistema digital ocasiona una pérdida del tamaño de la proyección en pantalla, de varios metros, dado al formato propio de las películas que se reproducen desde un disco duro. Directores de cine han afirmado que la profundidad y calidad que da el celuloide no se alcanza con esta tecnología y se han negado a trabajar con IMAX. En EE. UU. varias salas han adoptado el nuevo formato de proyección digital.