Archivo

A. Hathaway ganó su primer Óscar

25 de febrero 2013 , 12:00 a.m.

El chileno Claudio Miranda fue el único hispano ganador de un Óscar anoche por su trabajo en la dirección de fotografía de la película Una aventura extraordinaria (Life of Pi), que también se quedó con la estatuilla por sus efectos especiales.

Miranda subió al escenario visiblemente emocionado. Él ya había aspirado al Óscar por su labor en El curioso caso de Benjamin Button.

Por el lado de las actrices la ganadora como intérprete de reparto fue Anne Hathaway, por su personaje en Los miserables. Sally Field (Lincoln), Amy Adams (The Master), Helen Hunt (The Sessions) y Jackie Weaver (Los juegos del destino) eran las otras aspirantes al galardón.

El austriaco Christoph Waltz fue escogido como mejor actor secundario por su desempeño en en el western de Quentin Tarantino Django sin cadenas, superando a Alan Arkin (Argo), Robert De Niro (Los juegos del destino), Philip Seymour Hoffman (The Master) y Tommy Lee Jones (Lincoln).

Jacqueline Durran se quedó con la estatuilla por su labor en el vestuario de Anna Karenina, que dejó sin posibilidades a Los miserables, Lincoln, Blancanieves y el cazador y Espejito, espejito. El musical Los miserables fue la ganadora de las estatuillas como mejor mezcla de sonido, y maquillaje y peinado.

En el apartado de edición de sonido se presentó un empate: las ganadoras fueron Objetivo: Bin Laden y Operación Skyfall.

La película Amor, de Austria y dirigida por Michael Haneke, se quedó con el Óscar a cinta extranjera. Dejó sin posibilidad a la chilena No, de Pablo Larraín y que protagoniza Gael García Bernal. También venció a los filmes La reina infiel (Dinamarca), Kon-Tiki (Noruega) y War Witch (Canadá).

La mejor película animada fue Valiente, de Pixar, que superó a Ralph, el demoledor, Frankenweenie, ParaNorman y Piratas: una loca aventura.

En el apartado de corto animado el ganador fue Paperman, que dirigió John Kahrs.

Al cierre de esta edición se mantenía la tensión por el premio a la mejor cinta del año entre Lincoln -que hasta este momento solo había obtenido el premio a dirección de arte y era la favorita con 12 nominaciones- y Argo, sobre la crisis de los rehenes en Irán a finales de los 70, que sumaba un galardón a la mejor edición.

La cinta de Ben Affleck podría dar la sorpresa de la noche, luego de haber acumulado los galardones de la Asociación de Críticos de Cine, sindicatos de escritores, productores y directores, dos Globos de Oro, a director y película, y un Bafta de la academia británica. Lincoln y Argo se medirán con la cinta del taiwanés Ang Lee Una aventura extraordinaria; Objetivo: Bin Laden, de Kathryn Bigelow; el musical Los Miserables, de Tom Hooper; la independiente Beast of the Southern Wild, de Benh Zeitlin; el western Django sin cadenas, de Quentin Tarantino, y Amor, de Michael Haneke. La 85 edición de los premios se llevó a cabo anoche en el teatro Dolby de Los Ángeles y Seth MacFarlane (creador de Padre de Familia) fue el presentador oficial.

Durante la ceremonia se realizó un homenaje a los 50 años de James Bond, que concluyó con una interpretación de Shirley Bassey, cantante de los temas clásicos del agente 007; también hubo un nutrido número de presentaciones musicales, como un homenaje a las bandas sonoras en la cinematografía de Hollywod, y el punto picante de la noche lo puso el oso Ted con sus comentarios irreverentes y que entregó un par de premios durante la ceremonia.