Archivo

Planes de control

24 de febrero 2013 , 12:00 a.m.

Para controlar la proliferación de ratas y evitar una epidemia de leptospirosis, provocada por heces y orina de los roedores, la oficina de la Umata en Manatí comenzó a distribuir, desde el fin de semana pasado, 50 mil dosis de raticidas en las comunidades campesinas. "A cada familia le entregamos 20 papeletas para que las tire en las madrigueras", dice Alberto Oliveros, el especialista de la Umata, quien dice que es lo único que hay por el momento para enfrentar de manera técnica. Mientras que el Departamento de Salud Pública del Atlántico programó campañas para desratizar algunas fincas, además de planes de educación para que los campesinos aprendan a controlar a los roedores en sus tierras.

"Los cultivos y el agua son las fuentes de alimentación que necesitan los roedores para reproducirse, por eso es importante que el campesino mantenga limpia las bodegas, y conozca algunas técnicas para acabar con estos roedores", señala Manuel Pacheco, quien dice que desde su despacho están atentos a lo que está ocurriendo en Manatí