Archivo

AGILIDAD Y PROCESOS DE ALTA CALIDAD

Del buen estado de las vías, depende en gran parte la economía de un país. Es así como un sinnúmero de empresas del sector vehicular se han dado a la tarea de suministrar al mercado importante maquinaria pesada para suplir las necesidades que por reformas o deterioros generen las carreteras.

30 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Estos monstruos de la construcción de carreteras están dotados de alta tecnología, lo cual garantiza un eficiente proceso de recuperación de vías, en caso de deterioro provocado o natural.

Para ello se cuenta con maquinaria especializada en la refracción y construcción de carreteras tales como el tractor recuperador de caminos (reclaiming), el perfilador (Profiling) y las cargadoras compactas, entre otras.

Las dos primeras son utilizadas especialmente en los procesos de recuperación . Una reclaiming, gracias a su sistema hidráulico, puede pulverizar una capa asfáltica y mezclarla con parte del material de la base. Al realizar esta combinación la máquina se encarga de dejar a su paso una capa más firme, la cual es reforzada con emulsiones que permitan darle una mayor solidez --el reforzamiento depende de los contratistas--.

De la misma forma, este tractor tiene la capacidad de compactar la mezcla para permitir una mayor contextura.

Con el tractor perfilador se puede limar la parte asfáltica, que en ocasiones puede superar grosores superiores a los 40 centímetros y de la misma manera corregir su geometría a 80 toneladas por hora.

Las cargadoras compactas, por su parte, se han convertido en un modelo revolucionario de este servicio en los diferentes sectores económicos. Es un equipo generador de ahorro de tiempo para los contratistas.

Este singular aparato que pareciera sentirse menor ante la imponencia de los tractores convencionales, posee las condiciones técnicas para dar agilidad en mano de obra.

La principal característica es su revolucionario sistema de control. Con un sistema denominado boss se emiten diferentes señales para indicar al operador las necesidades del mantenimiento del filtro de aire, la baja presión de aceite, falta de combustible, falta de refrigerante y velocidad anormal del motor, entre otros. Además, posee un moderno sistema hidráulico que permite la eliminación automática de la presión residual. Este sistema sostiene con precisión los martillos de fuerte pegada, generando roturas exactas y fáciles de rellenar.

De esta forma, las ventajas técnicas que ofrecen estos aparatos permiten agilidad y ahorro de tiempo para las empresas contratistas. Sin embargo, cabe destacar que la calidad depende siempre de la manera eficaz con que se use la maquinaria.