Archivo

ASAMBLEA APROBÓ PLAN DE DESARROLLO DE SUCRE

La Asamblea Departamental de Sucre aprobó en 359.447.583.197 pesos, el Plan de Desarrollo para el periodo 1995 - 1997, el cual fue entregado ayer al gobernador de esta sección del país, Héctor Pérez Santos.

26 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

El diputado Hugo García Santís, presidente de la comisión del plan y ponente del proyecto de ordenanza, dijo que este se convierte en una verdadera novedad para esta sección del país.

García Santís, destacó que este plan fue debatido y concertado en las diferentes subregiones de Sucre con excepción a los municipios de Los Montes de María y La Mojana, por problemas de transporte.

Los diputados que conformaron la comisión del plan, por primera vez hicieron acto de soberanía en el Archipiélago de San Bernardo y escucharon las necesidades de la población que vive hacinada en el islote.

El Departamento para la actual vigencia recibirá del presupuesto de la Nación, 62.548 millones de pesos; del Fondo de Cofinanciación, 13.568 millones; del Plan Nacional de Desarrollo, 4.000 millones y de otras instituciones, 635 millones de pesos. Por su parte el departamento aportará 7.158 millones para una inversión total en 1995 de 87.626 millones de pesos.

El presidente de la asamblea, Néstor Herrera Pacheco, dijo que el Plan de Desarrollo de Sucre se concertó después de 11 reuniones, donde se recogieron aportes de alcaldes, comunidades y del consejo territorial de Gobernadores, que se traducen en la ordenanza que pasa para la sanción del gobernador, Héctor Pérez Santos.

El departamento tiene proyectado invertir en 1996 la suma de 121.000 millones de pesos y para 1997, cuando se completa el trienio, 150.000 millones de pesos.

El plan tiene contempladas las proyecciones en el gasto de funcionamiento, servicio de la deuda pública, inversiones y transferencias y todas las obras que se ejecutaran en el gobierno de Héctor Pérez Santos.

De este plan se mandaron a imprimir 2.500 copias con el objeto de distribuirlas entre funcionarios, alcaldes, voceros de las comunidades y medios de comunicación.