Archivo

A BARRANQUILLA SE HACE FALTA UN CENTRO DONDE REALIZAR LOS GRANDES EVENT

Un alto porcentaje de las personas que llegan a Barranquilla a lo largo del año, vienen en plan de negocios y una minoría lo hace en plan de turismo.

26 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

La razón fundamental es que, por su ubicación, un tanto alejada de la playa, y por su condición de centro económico, no ofrece muchos atractivos turísticos, como ocurre con Cartagena y Santa Marta.

Es por eso que para la ciudad y, especialmente, para el sector hotelero es muy importante que se haga un centro de convenciones que permita la realización de eventos que pueda congregar a mil o dos mil personas en un sólo lugar.

Con ello se lograría que se incrementara la ocupación de los hoteles de la ciudad.

Es el caso, por ejemplo, de Cartagena, que aunque es eminentemente turística, en las llamadas temporadas bajas tiene gran movimiento ya que las personas que participan en los eventos que se llevan a cabo en el Centro de Convenciones Cartagena de Indias se hospedan en los hoteles de la ciudad.

En Santa Marta ocurre lo contrario a Barranquilla, pues allí hay dos centro de convenciones con gran capacidad cada uno, pero la infraestructura hotelera no es muy amplia.

En Barranquilla las temporadas altas, que en el sector del turismo son diciembre, Semana Santa y junio, son aprovechadas por los hoteles para realizar mantenimientos y reparaciones, para estar preparados cuando los ejecutivos de los diferentes empresas retornen a sus labores después de las vacaciones.

Los salones de eventos de los hoteles tienen gran movimiento casi a diario, ya que los días de semana se utilizan para conferencias, cursos, reuniones de trabajo, y todo ese tipo de actividades que realizan las empresas locales con participación muchas veces de invitados de otras ciudades, ya que es más fácil traer a tres o cuatro personas para dictar una conferencia que llevar a 20 o 30 a otra ciudad para que asistan al evento.