Archivo

POR DÍA, DEJAN DE VENDER 100.000 CAJAS DE COCA-CO

Más de 100.000 cajas diarias de Coca-Cola han dejado de comercializar en la Costa a consecuencia del paro decretado, el 18 de mayo, por los trabajadores de la embotelladora Román.

24 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Salvo raras excepciones, que se van reduciendo con el paso de los días, la tradicional bebida prácticamente desapareció de los enfriadores costeños, ocasionando pérdidas que aún no han sido cuantificadas.

La orden de paro, decretada por Sinaltrainal, cobija a 1.500 trabajadores de las plantas de Barranquilla, Cartagena, Valledupar y Montería; y a los depósitos de Coca-Cola repartidos en la Costa.

El pliego petitorio regional, que consta de 39 puntos, fue presentado el 29 de marzo. Los diálogos se desarrollaron entre el 4 y el 24 de abril. Los trabajadores votaron la huelga el 7 de mayo.

Durante el período de arreglo directo sólo definieron dos puntos: el relativo a los uniformes, y uno que otorga descuentos por beneficios de convención.

El paro representa varios millones de dólares en pérdidas para la embotelladora.

Desde que empezó la huelga, no se ha escuchado ningún pronunciamiento de los representantes de la multinacional.

El TIEMPO CARIBE efectuó todos esfuerzos para contactar al director Regional de la empresa, Raimundo Méndez Cabrales; o a algunos de los gerentes; pero resultó imposible contactarlos.

De acuerdo con voceros del sindicato circulan más de 500 rutas de distribución de Coca-Cola por toda la Costa; un gran número de las cuales está a cargo de terceros.

Este punto es uno de los más tensos del pliego petitorio, pues los trabajadores piden que sean manejadas directamente por personal de la compañía.

Durante los últimos días han circulado algunos de camiones fleteros con producto proveniente de los santanderes.

Los trabajadores aseguran que esas gaseosas estaban escondidas en bodegas improvisadas; pero que ya fueron descubiertas y paralizadas.