Archivo

$15 MIL MILLONES PARA PROGRAMAS DE VIVIENDA EN LA COSTA ATLÁNTICA

Las cajas de compensación familiar de la Costa tendrán entre 10.000 y 15.000 millones de pesos en el 95 para invertirlos en programas de vivienda nueva para sus afiliados, garantizó ayer el Superintendente de Subsidio Familiar, Luis Alfredo Baena Riviere.

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En rueda de prensa efectuada en la sede cultural de la Caja de Compensación Familiar (Comfamiliar), inaugurada ayer en Barranquilla, el funcionario dijo que a nivel nacional la inversión en este sector será de 110.000 millones de pesos, cifra superior a la destinada por el Inurbe al mejoramiento de vivienda.

Anunció inversiones por 1,7 billones de pesos en los frentes de salud, educación, recreación, mercadeo y apoyo de microempresarios; luego de captarse 1,2 billones de pesos en venta de servicios y 510 mil millones en aportes de los empresarios.

Advirtió, sin embargo, que la Superintendencia iba a estar atenta a movimiento presupuestal de las cajas de compensación, para que sus promedios de ejecución superen el 90 por ciento, y puedan recibir así obras en beneficio de sus usuarios.

Reveló que el promedio de ejecución del año pasado fue del 35 por ciento, cifra considerada muy baja.

Refiriéndose a la Ley 100 del 93, dijo que ésta le imprimió un mejor dinamismo al país en materia de seguridad social; y que en este sentido las cajas de compensación iban a jugar un papel muy importante.

Muchas de ellas se constituyeron en Empresas Promotoras de Salud (EPS), porque quienes les pueden hacer mejor competencia al ISS --que es la mayor EPS del país--, son las cajas de compensación, que tienen la estructura técnica adecuada para hacerlo , sostuvo Baena.

Recordó que aunque la mayor parte de las 68 cajas de compensación del país funcionan bien hay 11 que afrontan dificultades que les impide cumplir a cabalidad con sus obligaciones, entre las que se encuentran Comfamiliar y Comfenalco de Cartagena.

A estas cajas minoritarias se les ha sugerido que se fusionen con otras para que se consoliden, o sino, la Superintendencia las intervendrá. Sin embargo, las dos cartageneras han pedido un compás de espera para demostrar que son capaces de seguir funcionando sin necesidad de fusión.