Archivo

PESAR EN LA COSTA POR MUERTE DE JIMMY

La muerte del colombiano Jimmy García en Las Vegas (Estados Unidos), 13 días después de haber sido noqueado cuando intentaba conquistar el fajín superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), causó consternación en la Costa Atlántica, especialmente en Barranquilla, su tierra natal.

20 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

En casa del deportista y de sus familiares se vivieron momentos de angustia desde horas de la mañana cuando se supo la noticia que el joven deportista, de 23 años, había dejado de existir sin recuperar el sentido desde la pelea que perdió con el mexicano Gabriel Ruelas.

Sus hermanos y también boxeadores Miller y Marvin no aguantaron las lágrimas, aun cuando su padre, Manuel García, los habían preparado para esta noticia. Igual la madre de sus dos hijas, María Maza, y su hermana Gloria Pérez.

Es un golpe duro y por muy preparados que estemos, no lo podemos aguantar , dijo René Pantoja, presidente de la Liga de Boxeo del Atlántico, quien conocía desde pequeño a Jimmy.

Jesús Agresott, gerente de la empresa promotora del boxeador, dijo que el cuerpo de Jimmy será traído el lunes a Barranquilla y se llevará en un carro del Cuerpo de Bombero --él soñó regresar así campeón-- hasta el Coliseo Cubierto Humberto Perea, donde será velado.

Allí, en dos semanas, se disputarán los torneos nacionales junior y juvenil que se llamarán Jimmy García.

El CMB envió un comunicado de prensa en el cual su presidente José Sulaiman expresó su pesar por la muerte del colombiano y declaró el viernes como Día Mundial de Luto.