Archivo

ELECTROCÓRDOBA: CRISIS COMIENZA A TOCAR FONDO

El nuevo gerente de Electrificadora de Córdoba, ingeniero César Anaya, mostró gran preocupación por la grave situación económica por la que atraviesa la entidad, que se encuentra al borde de la quiebra.

19 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Un informe entregado por ese funcionario señala que en estos momentos la situación financiera es crítica, pues no hay siquiera recursos para atender el mantenimiento de redes en el departamento.

Electrocórdoba tiene una deuda con la Corporación Eléctrica de la Costa (Corelca), que hasta el 31 de diciembre de 1994 alcanzaba los 16 mil millones.

La cartera morosa que tiene en estos momentos la empresa es de 24 mil millones de pesos, de los cuales al sector oficial le debe algo más de 14 mil millones.

El servicio de energía en todo el departamento de Córdoba empeoró una vez se inició la época de invierno. Los apagones se suceden continuamente y la empresa reconoce estas deficiencias alegando que las redes tanto primarias como secundarias son muy viejas y prácticamente están fuera de servicio, pero por el momento la Electrificadora no tiene liquidez para acometer trabajos de cambio y reparación de las mismas, de allí que el mal servicio persistirá.

Corelca espera invertir en Córdoba, en el mejoramiento de redes, parte de los recursos que por 600 millones de dólares trata de conseguir mediante convenios con la Nación. También sus directivos han propuesto la creación de un fondo de pensiones para evitar la pesada carga del pasivo laboral, uno de los mayores problemas que afronta la empresa.

Corelca hizo el anunció de la toma de medidas coercitivas para la recuperación de su cartera morosa.