Archivo

HAY QUE ENSEÑAR A CREAR, NO A REPETIR: GUILLEM B.

De contextura robusta, caballero de armadura cervantista y apariencia de hombre de hierro, gracias a la fluidez, coordinación y vehemencia de sus palabras, Jesús María Guillem Barrio, se ha convertido durante 39 años en luchador incansable en la búsqueda del mejoramiento educativo de la ciudad.

17 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Oriundo de Santiago De Compostela (España), esposo de María Monroy y padre de 10 hijos, siempre mantuvo en su pensamiento el sueño Americano, pero jamás le pasó por la mente que el destino lo convertiría en hijo adoptivo de Barranquilla. Fue la Comunidad Lasallista la que le brindó la posibilidad de ejercer su profesión como docente en literatura, filosofía y letras en Sur América.

A sus 74 años, Guillem se ríe de su historia y agradece a una ciudad que le ha brindado todo el calor de su tierra.

En este país, inició su trabajo de docente en el colegio Biffi La Salle de Barranquilla, luego dictó clases en el Gimnasio Moderno y en el colegio Hebreo. Posteriormente, pasó al plano de la educación superior al ingresar como catedrático en la Universidad del Atlántico, donde en vista de la deficiencia de la formación estudiantil que ingresaba a primer semestre, decide abandonar esta área de la educación y poner sus conocimientos sólo al servicio de la educación media porque según él, allí es donde se debe impulsar la educación . En la actualidad dicta clases en el colegio Marymount. TIEMPO CARIBE lo entrevisto para conocer sus planteamientos sobre el actual sistema educativo.

Por qué escoge la docencia como profesión? Soy un vocacional de la educación. Nací en la tercera escuela de Manuel Guillem Rey, mi padre, quien era docente. Nací en una escuela y pienso morir en un aula.

Cuál es su opinión frente al nuevo modelo educativo? Me parece que está bien intencionado, pero, vuela demasiado fuera de la realidad de los docentes. Cuando tú propones un grado de avance, tienes que contar con el grado anterior consolidado y me parece que en ese aspecto se tiene prisa en las buenas y excelentes intenciones pero no se tiene sentido práctico de preparar académicamente a los docentes. Hay una excelente intención, pero se debe preparar al docente para que asimile este avance antes de meterlo en algo que incluso puede llegar a no comprender.

Cree usted que la participación estudiantil ofrecida por el nuevo modelo desplaza al docente? Esto, creo yo, debe ser oscilatorio. Antes el estudiante estaba anulado prácticamente. Hablando mal español, el show man --ríe--, el hombre vedette era el profesor. Ahora, el estudiante es el protagonista, Por esta razón estoy encantado de ese aspecto de la innovación, pero cómo acoplar este sistema de la noche a la mañana, cuando el docente --a veces no muy seguro de lo que dice-- se ve invadido y cuestionado por el auditorio estudiantil? Creo que si el educador no sabe afrontar la participación del alumno, es mejor que se vaya, pues sería una lástima si no lo hiciera.

Cuál es la diferencia más sensible entre el modelo docente aplicado años atrás y el de ahora? Hay mucha apariencia y poca esencia. La diferencia es que hemos aumentado la apariencia de que innovamos, pero no estamos innovando. La única verdad es que una gran mayoría de docentes enseña al estudiante a repetir, no a crear y en la educación se debe enseñar a crear, no a repetir.

Cuál ha sido su mayor satisfacción como docente? Estoy esperando por una. No he logrado el ideal de mi trabajo docente, y estoy esperando por esa satisfacción. Quiero ver que el ciento por ciento de la gente que me pasa por el aula aprenda a crear, crea en sí, y cree, haga algo con lo que tiene guardado y no sabe. Esa satisfacción aún no la he podido tener.

Profesor Guillem, hasta cuándo va a ejercer la docencia.? Cuando sienta que repito y patino sobre lo mismo sin que sea productivo, ahí digo, me acabé.

Hay que ser mas exigentes Frente a la privatización de la educación, como alternativa para mejorarla, el profesor Guillem Barrio sostiene que hoy por hoy, como están las cosas, no cabe duda de que se queda muy atrás la educación oficial frente a la privada. Las iniciativas más respetables que existen en el país a nivel universitario y secundario son de la enseñanza privada, hay más agilidad, constancia y permanencia en los períodos de academia. No hay huelgas, todo el mundo trabaja por la formación hacia la creación de verdaderos estudiantes .

Sin embargo, en su opinión, la privatización de la enseñanza en términos generales tampoco puede ser una solución muy sabia. Lo que habría que hacer es poner gente que funcione en lo oficial, que reforme, que revolucione, no hay derecho a tener la mayor población del país en una forma educativa deplorable .

Por otra parte, asegura que además de la inadecuada administración institucional, existen otros factores que aumentan las debilidades en la formación, que en su concepto son los mismos profesores y la familia. Nosotros por qué nos dejamos vencer por la presión que tienen los padres a que hagamos todo fácil, hay que acabar con el facilismo para obtener mejores estudiantes , puntualiza.