Archivo

COLOMBIA AVANZA EN DANZA CONTEMPORÁNEA

Nuevas propuestas se están dando a nivel de la danza contemporánea. Colombia no ha quedado atrás y eso se ha demostrado en las presentaciones de los elencos nacionales que tienen su cuota en el I Festival Internacional de Danza Contemporánea, Barranquilla Nueva Danza .

17 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Esas nuevas propuestas sirven para enriquecer el entorno cultural en donde se desenvuelve el espectador. Hasta el momento, los colombianos han estado presente con Cinco danzas tradicionales, del paisa Gustavo Llano; la muestra local corrió por cuenta de dos compañías dirigidas por mujeres: Rosanna Lignarolo y Martha Ligia Gómez.

Las dos compartieron escenario en el Teatro Amira de la Rosa en la noche del lunes. Rosanna puso en escena un planteamiento de las vivencias de las personas, que algunos de los asistentes calificaron como un poco fría, en tanto que otros la aceptaron con beneplácito, que se demostró en los aplausos que durante minutos le tributaron a la artista.

Martha Ligia, por su parte, acompañado del grupo Millero Congo, hizo regresar a los presentes a las raíces africanas que todos tenemos. Nelly Herrera, hija de la desaparecida cantante Emilia Herrera (en cuyo homenaje se montó Reza Niña), con gran entereza le cantó a la muerte, mientras la danzarina con movimientos ondulantes representaba la lucha entre la vida y la muerte. Los espectadores recibieron con agrado este montaje, que significó para los entendidos en la materia como un buen avance de la directora de Danza Libre. Los ritmos afrocaribes, de los músicos dirigidos por Istvan Dely, acompañaron con gran acierto la obra.

Ayer, Colombia también estuvo bien representada por el colectivo Danza Concierto, que se trajo del mismo Macondo a Remedios La Bella. El montaje estuvo a cargo del bailarín y coreógrafo Peter Palacio, al frente de un elenco integrado por Beatriz Vélez, Francis Cuervo, Claudia Cardona, Francisco Díaz y John Jairo Saldarriaga.

El turno hoy también le corresponde a otro grupo colombiano, Koré Danza Teatro, que repite mañana en el escenario de Bellas Artes en dos funciones (5 y 7 p.m.). La muestra colombiana cierra al caer el telón del Festival de Danza Contemporánea, el sábado 20 de mayo. A las nueve de la noche, el elenco Muñecos y Tambores traerán Aguirre la espiral del guerrero.

Este I Festival de Danza Contemporánea ha sido una buena ocasión para integrar a la gran familia de la danza en el país, que han tenido la oportunidad de compartir las experiencias, especialmente con los grupos de afuera.

Gustavo Llano, uno de los participantes colombianos, dijo que es importante el esfuerzo de las compañías nacionales que con gran esfuerzo investigan y muestran en escena toda la riqueza de nuestro país.

Hoy, Sol y Koré Una obra de estreno, proyecto que obtuvo uno de los premios de creación artística otorgados por Colcultura se encargará de abrir hoy una nueva jornada del I Festival Internacional de Danza Contemporánea, Barranquilla Nueva Danza. Comparte honores con una compañía joven de Barcelona (España) que fusiona en la obra varios personajes animados por su bailarina.

Son el grupo barranquillero Koré Danza Teatro, que es dirigido y presentado por la coreógrafa Mónica Gontovnik, que es nervio y alma de este festival. Presenta a las cinco de la tarde y siete de la noche en la Escuela de Bellas Artes Detrás de la puerta, que es la suma del esfuerzo de este colectivo desde su penúltima obra Tiempo de luna creciente.

A las nueve de la noche estará en el Teatro Amira de la Rosa, la compañía española Sol Picó, con la obra Peve (Espectacular dance poemato) que tiene dos partes, con personajes como Napoleón Bonaparte, Margarita Goday, Luisa Gély, Peve, Danton, Marat, Robespierre, Narrador, Josefina de Beauhamais, Freud, Marx y Andy Warrol.