Archivo

ROSITA DE TCHERASSI: 12 AÑOSDE SATISFACCIONES Y ALEGRÍAS

El haber sido Hogares Crea distinguido con la Medalla Rodrigo Lara Bonilla, tiene hoy a esta institución con más ánimo de hacer las cosas bien, y mucho más a su presidenta, Rosita de Tcherassi, una señora dama que se ha ganado el cariño y admiración de muchas familias colombianas que han visto en su labor el mejor aliento para los problemas que tuvieron algún día con sus hijos drogadictos.

16 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Esta mujer de hablar pausado y siempre cariñosa, se ha convertido en parte importante, desde hace doce años, en el alma de este programa de reeducación de jóvenes con problemas de adicción a través de Hogares Crea, institución que se ha ido ganando la confianza de toda la comunidad.

Rosita ha aprendido a dar muchos consejos y piensa que la juventud hoy corre mucho peligro. Por eso, dice, los padres tienen la responsabilidad de educar bien a sus hijos y hacer valorar su autoestima. Esto se logra únicamente estando muy cerca de ellos .

En estos momentos a raíz de la condecoración Lara Bonilla que recibió la semana anterior en Neiva, en acto en el que estuvieron presentes todos los familiares del desaparecido personaje, las voces de apoyo no cesan. Ahora son más las promesas de ayuda y colaboración para con Hogares Crea. Incluso, su esposo Alfredo Tcherassi y su hijos Samuel, Margarita, Juan Carlos y Junior, también se encuentran comprometidos con la causa.

Y es que la imagen de Rosita de Tcherassi, va de la mano de la institución, por eso la medalla conferida es motivo de muchas felicitaciones y buenos deseos. TIEMPO CARIBE la visitó en su casa y esto le contó sobre la altruista tarea que adelanta.

Cómo inicia su labor con Hogares Crea ? --Hace doce años, por una casualidad. Conocí de su existencia por medio de una conferencia que se dictó sobre el problema de la droga. Eso me motivó, me hizo sentir que debía meterle el hombro y logramos traer el programa desde Puerto Rico, en donde fue diseñado. Gracias a una filosofía muy generosa que tiene la organización allí para darle solución a la problemática de la drogadicción, nos enviaron terapeutas especializados de la República Dominicana y de Puerto Rico; estuvieron aquí casi tres años, tiempo en el que nos enseñaron toda la pedagogía que se podía necesitar en el desarrollo del programa.

Recuerda el primer caso que recibieron en Hogares Crea? --Si, el de Abraham Raad, fue el primer residente. El terminó su tratamiento exitosamente y tuvimos el honor de que fuera elegido para manejar el programa en Costa Rica. Así empezamos y son muchos los grupos rehabilitados. Son muchos los muchachos que han regresado a sus hogares, han vuelto a trabajar a formar sus propios negocios.

Por qué se eligió el programa de Hogares Crea como modelo para desarrollar aquí? --Bueno lo que pasó fue que vino un sacerdote de Venezuela a realizar un trabajo para la Cuaresma, y era experto en adicción a droga; él quiso, generosamente, regalar una conferencia a la comunidad de Barranquilla sobre el tema. La charla la dictó en la capilla del Liceo de Cervantes, que se llenó de mamás y muchachos que estaban sufriendo ese problema. Ahí me surgió la idea y le pedí al sacerdote que nos ayudara. Trabajamos un año, muy duro, hasta que logramos traer el programa de Hogares Crea a Barranquilla.

En la actualidad con cuántas personas están trabajando? Esa parte ha sido la más bonita de toda la labor y por eso creo que ha crecido tanto, porque cuando comenzamos a hacer bulla en la ciudad se vincularon muchos voluntarios que todavía están trabajando con nosotros. Gracias al éxito obtenido, el programa se extendió a Bucaramanga, Barrancabermeja, Manizales, Cartagena y muy pronto en Santa Marta.

Hablemos de la condecoración que obtuvo recientemente? --Muy significativa, además por primera vez la medalla Lara Bonilla se la otorgan a una organización sin animo de lucro como es Hogares Crea. Esta ha sido otorgada a la Corte Suprema de Justicia y al ex presidente César Gaviria.

Aquí en Barranquilla sí reconocen su labor? --Hemos tenido mucho apoyo de la comunidad. La comunidad nos quiere, los muchachos venden unas bolsas para la basura, esa es una terapia de ventas y representación, así se llama. Para que ellos, que fueron rechazados por la comunidad, vuelvan a recibir el apoyo de las personas; eso contribuye a su etapa de crecimiento en la entidad.

Gran experiencia Rosita de Tcherassi, cuenta que se siente muy contenta con el trabajo que realiza para Hogares Crea. Para ella ha sido una extraordinaria experiencia, un regalo divino, en el que ha aprendido mucho respecto a la formación del carácter, como también acerca de los jóvenes que día a día acuden a la institución.

Igualmente resalta el hecho que su labor no le ocasiona ningún tipo de dificultadades con su familia, porque lo hace con todo el amor del caso, es una persona responsable y así lo ven sus hijos, que entre otras cosas son sus grandes colaboradores. Gracias a Dios he tenido la fortuna de poder establecer prioridades y de esa manera no he descuidado mi hogar , dice.

De otro lado dice que es una mujer muy organanizada, que distribuye muy bien su tiempo, y su labor en Hogares Crea no lo ve como una cruz o una imposición, sino como algo que le gusta y hace con cariño.