Archivo

LA GUERRA DEL CENTAVO

Increíble, pero cierto. Ya estamos en esto. Los profesionales de la salud se encuentran ante ésta triste realidad. Pueden ser muchos los factores que nos han llevado a éste estado, pero ahora con las nuevas políticas de salud- --economía de mercado-- se está evidenciando cruelmente. La enfermera señalada (irresponsablemente) como culpable del accidente donde perecieron cinco niños en Bogotá, llevaba 36 horas de turno, según afirmó un noticiero capitalino. De ahí se desprenden muchos interrogantes:

15 de mayo 1995 , 12:00 a.m.

Qué ser humano puede concebir que un profesional pueda rendir con márgenes mínimos de error al cabo de 36 horas? Podría el piloto de un avión, que también tiene bajo su responsabilidad la vida de personas, garantizar un vuelo sin errores humanos? Porqué un profesional de la salud tiene que doblarse en sus labores? Falta recurso humano o sus ingresos son insuficientes? Porqué se escatima en proveer servicios de salud con profesionales bien remunerados? Qué bueno sería que los médicos pudieran trabajar en un sólo sitio, sin ese afán de tener que correr de una clínica a otra para poder hacer su mesada. Que bueno sería que un cirujano pudiera operar sin tener que pensar que tiene que hacer dos entre 8:00 y 11:00 y luego salir en su vehículo, a través de trancones, para realizar dos o tres más en otro centro hospitalario.

Porqué sólo se le exige al profesional de la salud la responsabilidad ética y no a los dirigentes responsables de las políticas, cuando se sientan a planear el milagro de los nuevos modelos? Señores dueños del nuevo conocimiento, no se dejen avasallar por la soberbia y la prepotencia, ustedes están haciendo nuevos sistemas donde los clientes son personas, son niños, son mujeres, son hombres enfermos, son médicos, son enfermeras. Entonces no hablemos de compensar honorarios con volumen, no seamos tan estrictos y estereotipados cuando queremos aplicar principios de productividad. No, la salud no es una industria manufacturera, es una industria de servicios para atender seres humanos, con todas sus limitaciones y debilidades.

Según un estudio realizado por la Procuraduría, el sobrecupo de pacientes en las secciónales se presenta por el poco personal disponible para atenderlos. El país tiene el nivel más bajo de trabajadores de la salud en toda Latinoamérica. Igualmente se encontró que la oferta de camas en Colombia está por debajo del promedio internacional, toda vez que por cada mil habitantes hay 1.5 camas, en tanto que el promedio mundial es de 3.8.

Además corroboró la Procuraduría que la remuneración de los empleados del sector salud es baja, especialmente la de los médicos, con respecto a otras profesiones. Hace quince años un médico ganaba lo correspondiente a quince salarios mínimos mensuales, en la actualidad esto sólo equivale a cuatro.